Ilegal y poco probable que se confisquen remesas: Carstens

El gobernador del Banxico no descarta que EU pida revisar origen de recursos

Cartera 23/11/2016 01:41 Leonor Flores Actualizada 08:08

[email protected]

Si bien sería ilegal y poco probable que se confisquen las remesas que envían los mexicanos desde Estados Unidos, existe la posibilidad de que en la siguiente administración haya mayores controles para las transferencias, advirtió el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

“Sería remota la posibilidad de que eso sucediera [confiscar remesas]. No se puede descartar que se impongan ciertas restricciones a las transferencias de recursos si uno no demuestra que son recursos obtenidos legalmente. Ahí no es tema de propiedad, sino más bien de usar un servicio; estas precisiones son las que deberemos entender y estar preparados para enfrentarlas oportunamente”, dijo en entrevista radiofónica a un día de presentar el Informe Trimestral de la Inflación.

El año pasado, las remesas que enviaron los mexicanos que trabajan o viven del otro lado de la frontera norte sumaron 24 mil 784 millones de dólares, y de enero a septiembre de este año llevan 20 mil 46 millones de dólares.

Carstens también dijo que es importante que se vayan despejando algunas incógnitas en materia de intercambio comercial con Estados Unidos para que el gobierno mexicano tome decisiones con fundamentos más sólidos.

Un ejemplo de ello, señaló, es que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado que quiere un comercio “más justo”.

“Un matiz que le ha metido el presidente electo Trump a la discusión, es que lo que él quiere es comercio justo, no nada más libre comercio y entonces la incógnita es saber qué quiere decir con comercio justo”, estableció.

Afirmó que Estados Unidos se ha beneficiado mucho del libre comercio. “Realmente hay ganancias en comercio y Estados Unidos está en estas circunstancias de sacrificar esas ganancias hoy por hoy, es parte de la falta de información que hay”, consideró.

Al preguntarle sobre las remesas en la nueva era Trump y el peligro de que sean decomisadas, Carstens aseguró que eso no podría suceder, porque es un derecho de propiedad.

“Sería francamente ilegal eso [confiscar remesas], es cuestión de derechos de propiedad fundamental; ningún gobierno podría disponer de ellos libremente y arbitrariamente. Obviamente se generaría una disputa muy importante”, advirtió.

Uno de los pilares fundamentales de la economía de Estados Unidos es el derecho de la propiedad privada, y entre ellos son los depósitos que tengan los mexicanos y los recursos que quisieran mandar hacia México, afirmó.

Admitió que las remesas son un tema que le preocupa al banco central.

“El tema de alta preocupación para nosotros es que se pudiera afectar el flujo de remesas, que es un factor que afecta a países como México y Centroamérica; sí tendremos que poner mucha atención cuando se discuta o lo que se plantee en esa materia”, reconoció.

Carstens reiteró que seguirán analizando todos los determinantes que afectan la inflación para decidir si se ajustará más la política monetaria en diciembre próximo, con un nuevo movimiento en la tasa de referencia.

“Evaluamos las presiones inflacionarias y con base en eso tomamos la decisión, ese va a ser el ejercicio que vamos a hacer a mediados de diciembre”, matizó. Ese análisis no necesariamente está en función de lo que haga la Reserva Federal, dijo.

Temas Relacionados
Agustín Carstens

Comentarios