Suscríbete

El sector privado propone al PRI ajustes fiscales

Busca ampliar deducibilidad de las inversiones; hay “margen” para hacer cambios, dice Beltrones

César Camacho, coordinador del tricolor en la Cámara Baja; Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE; Emilio Gamboa, líder en la Cámara Alta, y el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, durante la reunión (ESPECIAL)
Cartera 12/09/2015 02:35 Ivette Saldaña Actualizada 03:58

[email protected]

A unos días de que el Ejecutivo federal dio a conocer el Paquete Económico 2016, los representantes de la cúpula empresarial acordaron ayer con los líderes del PRI instalar una mesa de diálogo para analizar las propuestas de las compañías.

Entre los planteamientos del sector privado se incluye ampliar los beneficios de la deducibilidad, bajar el Impuesto sobre la Renta (ISR) y ajustar el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a los alimentos con alto contenido calórico.

El presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, dijo que hay “margen” para hacer ajustes al presupuesto, y se comprometió a mantener el diálogo para “reforzar el sentido de las reformas” y encontrar las soluciones que beneficien al país.

Considerando la volatilidad financiera y monetaria, “nos toca en el Congreso hacer lo necesario para fortalecer ese paquete y hay mucho margen de maniobra para todo aquello que beneficie al país, que genere crecimiento”, advirtió.

Al término de la reunión en la que estuvieron los líderes de las bancadas tricolores de la Cámara de Diputados y Senadores, César Camacho y Emilio Gamboa, respectivamente, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que “se va a trabajar en una mesa permanente para seguir profundizando en el diálogo y en las propuestas; también vamos a tratar de apoyar al PRI en el Congreso”.

Los empresarios pidieron que se analice la deducibilidad de las inversiones y de las prestaciones salariales, hacer ajustes que favorezcan la productividad de los sectores como el minero, alimentos y bebidas, y automotriz, fortalecer el ahorro y extender el Régimen de Incorporación Fiscal, entre otras propuestas.

A los líderes priístas también se les planteó hacer modificaciones al IEPS, para que se reduzca el cobro del gravamen a alimentos y bebidas con alto contenido calórico, de manera que en la medida en que las empresas disminuyan las calorías que contiene un refresco o un agroproducto, sea menor el impacto.

Además, reducir el ISR de 35% a 32%; incrementar la deducibilidad de prestaciones salariales; desregular la carga administrativa para pequeñas y medianas empresas, y flexibilizar los mecanismos para el pago de impuestos, entre otras propuestas, explicó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón.

“Vamos a crecer a través de la expansión de las pequeñas y medianas empresas, también de las grandes, pero las pequeñas generan 70% del empleo”, declaró.

“Ahora se tiene que trabajar con los diputados para ver qué posibilidades se tienen de encontrar mecanismos que no dañen las finanzas y que se fomente el crecimiento”, concluyó.

Comentarios