Suscríbete

Fiestas decembrinas, ladrones en cada esquina

Carlos Vilalta

Disfrute las fiestas, pero no se descuide. En la Ciudad de México, diciembre es un mes particularmente peligroso. Sobre todo, para ser víctima de uno o varios robos. Y más de un robo con violencia. No le quiero aguar las fiestas, pero sí ayudarle a prevenir un problema de este tipo. Porque le aviso que los robos este mes suceden, y en prácticamente todas las modalidades: robo a transeúnte, a bordo de microbús, a bordo de metro, a vivienda, a negocio, de vehículo, y también robo a cuentahabiente (cuidado en los cajeros). O sea, ni en la calle, ni en el transporte, ni en su negocio, y vamos, ni siquiera en casa lo dejan a uno en paz. Sobra decir que los diciembres son meses con muchos homicidios en la ciudad.

¿Qué podemos hacer frente a esto? Hay cosas (no muchas) que puede hacer para prevenirse. Por razones de espacio, voy a concentrarme en unos cuantos de los delitos mencionados arriba. Así que empecemos con el robo a transeúnte o en la calle. Aquí hay de dos sopas: o adelanta o retrasa su hora de comer en la calle. La mayor parte de estos robos suceden entre las 2 pm y 3 pm, en especial los lunes.* Las 7 pm también es una mala hora para andar por la calle. Así que, procure realizar traslados a pie antes de esa hora y acompañado. Si es en bola, mejor.

Sobre el robo a bordo de microbús, los desplazamientos entre las 2 pm y 3 pm y entre las 6 pm y las 8 pm, lunes y miércoles, son particularmente peligrosos también. Otra vez, sólo hay de dos sopas: o mueve los horarios o toma los microbuses más llenos. Los microbuses con pocos pasajeros son más vulnerables que los microbuses repletos.

Sobre el robo en metro, lamentablemente tengo que decirle que aquí no hay mucho que hacer, salvo cruzar los dedos y jugar a las probabilidades moviendo sus horarios. Le aviso que la mayor parte de los robos suceden entre las 10 am y 11 am y entre las 3pm y 6pm. La realidad es que de lunes a viernes, los robos en el metro están para dar y repartir.

En cuanto al robo en vivienda, pues aquí sí tiene uno más posibilidades de prevenirse. Es un asunto central que no deje sola su casa ni entre la 1 pm y las 2 pm, ni entre las 6 pm y las 8 pm. Si acaso esto le fuera posible, le comento que usted podrá bajar sustantivamente las probabilidades de que entren a su casa, a excepción de que sea Santa.

Sobre el robo a cuentahabiente, es decir, saliendo de la sucursal o del cajero, hágame caso: por lo que más quiera, no vaya a la sucursal a las 3 pm ni al cajero entre las 6 pm y las 8 pm. Ir al cajero saliendo del trabajo es lo más torpe, por decirlo de manera educada, que uno puede hacer. Yo mejor le sugiero que vaya al cajero antes de entrar al trabajo o empezar sus rutinas diarias. Pocos robos a cuentahabiente suceden antes de las 10 am. Así que utilice ese horario. Y sobre los días, también de preferencia, y de serle posible, haga sus gestiones bancarias los sábados. De lunes a viernes, los bancos y cajeros son un lugar de atracción de criminales. De nuevo: no vaya al cajero saliendo de su trabajo. Se evitará la fila y un posible robo.

Además de desearle unas felices fiestas, termino esta nota dándole una recomendación de prevención del delito más general y siempre útil: esté acompañado. Primero, porque conviene saber que en esta ciudad, 7 de cada 10 delitos son cometidos por 2 o más victimarios, y segundo, porque 6 de cada 10 víctimas estaban solas cuando fueron asaltadas (Envipe, 2018). Los delincuentes tienden a actuar en grupo. Y les suceden más delitos a los que van solos por la calle. Así que tome sus precauciones y tenga unas muy felices fiestas decembrinas.

*Nota: estos datos y los siguientes se pueden consultar en www.geocrimen.com


Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI-3)

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios