19 | FEB | 2020

Prueba de manejo: Atleta vestido de smoking

28/10/2016
15:04
Christian Pérez Vega
-A +A
Infiniti nos muestra que sabe hacer excelentes vehículos familiares y deportivos al mismo tiempo

En este mes, Infiniti celebró su quinto aniversario en el mercado mexicano, y desde su primer día de operaciones presumió  una propuesta que mezcla el alto desempeño  sin sacrificar el estilo elegante, aderezado con tecnología de punta que favorece al manejo y la seguridad, todo con el fin de ser protagonista en el segmento premium junto a sus competidores alemanes.

Una muestra de esa ofensiva  es el  Q50; que debutó en el Auto Show de Detroit de 2013, mismo que en estos años ha entregado nuevas versiones como  la  híbrida de 360 hp y el 400 S de 400 hp que se colocó  como el tope de gama y variante más deportiva del modelo, y del cual te  escribimos en esta edición.

En  diseño, el Q50 400 S es casi idéntico al resto de la gama. Cuenta con discretos detalles que dejan ver su estirpe deportiva como el labio inferior en la fascia delantera, doble escape cromado y rines de 19 pulgadas; elementos que, en cuando a deportividad,  son insuficientes para destacar contra el C63 AMG o el M3,  en los que resplandece su pacto con la velocidad y el viento. A pesar de eso, es un detalle que para algunos puede jugar  a su favor al no sacrificar el refinamiento de un sedán de estas características.

Por dentro, pasa lo mismo, el diseño tiene el sentido deportivo que ya se le conoce, expresado por las paletas de cambios al volante, asientos sport y postura de manejo baja pero  hace falta algo más para distinguirlo entre la gama.

En cuanto a equipamiento, destaca el audio Bose de 14 bocinas, asientos eléctricos y sistema de infoentretenimiento con doble pantalla táctil en la consola central, entre otros elementos. El único detalle es el freno de pedal que está  fuera de contexto con el auto.

Tecnología para el manejo.  Q50 400 Sport tiene la capacidad de ofrecer un manejo suave y confortable o bien, una conducción dinámica y emocionante; esto principalmente por la respuesta de  su nuevo  motor VR30, suspensiones y la dirección electrónica asistida (DAS), que se ajustan según el modo de conducción que puede ser: Perzonalizado, Estandar, Nieve, Eco, Sport y Sport Plus. Estos modos calibran, por medio de sensores, el comportamiento del auto  según las preferencias de manejo del conductor y condición del camino por el que se maneja.

El Q50 a diferencia del resto de la gama, destaca por su motor de 3.0 litros con 400 hp, que son administrados por una caja automática de siete velocidades que, también con ayuda de sensores, detecta los cambios en el trayecto para alterar la respuesta y aprovechar el giro del propulsor con el fin de  lograr una aceleración suave o dinámica sin perder el control o sacrificar el confort que lo caracteriza.

Las suspensiones  también resaltan al contar  con  aspersores de impacto que se ajustan electrónicamente para transmitir una sensación de control  derivada del solido comportamiento de la carrocería.

Es ideal para  quienes  gusten de la velocidad y quieren algo “discreto” en cuanto a estilo deportivo. Es  muy fiable gracias a los sistemas de seguridad con los que fue equipado, como el de predicción de frenado y advertencias de choque entre, muchos otros.

FICHA TÉCNICA:
MOTOR: 3.0 litros V6 Twin Turbo

POTENCIA: 400 hp a 6 mil 400 rpm

TORQUE: 184 lb-pie a 3 mil 250 rpm

TRANSMISIÓN: Atomática de 7 velocidades

PRECIO: 834 mil 900 pesos

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios