11 | NOV | 2019

Volkswagen prepara dos futuras estrellas

04/03/2016
17:26
Juan García Ávila
-A +A
Los noruegos buscan el podio este fin de semana

Desde su regreso al mundo de la conducción extrema en 2013,  Volkswagen abrió brecha con un equipo sólido, bien estructurado y dos pilotos temibles en el primer equipo (VW Motorsport I) :  Sébastian Ogier y Jari-Mati Latvala, con sus respectivos navegantes, como los mejores en el WRC.

El Polo R WRC es también un referente del poder con el que se compite en la categoría  donde Volkswagen, además de contar con sus grandes figuras también trabaja con jóvenes prometedores como los noruegos Mikkelsen y Jaeger que se aplican para dar una sorpresa. 

Así es, a la par de las  mancuernas que ya conforman Sébastian Ogier/Ingrassia y Jari-Mati Latvala/Anttila está el Volkswagen Motorsport II, semillero de futuras generaciones, que se inició en el mundo de los rallies como un programa de desarrollo y que hoy es una realidad, con excelentes resultados en la temporada 2015. 

Los protagonistas de este equipo son el piloto noruego Andreas Mikkelsen y su navegante Anders Jaeger, que este año se estrena en la WRC, a quienes entrevistamos en la Ciudad de México a unas horas de que arranque el Rally de Guanajuato y nos compartieron, en amena charla, sus inicios y su experiencia como la tercera tripulación de WV que busca continuar con la cosecha de buenos resultados y en un futuro cercano alcanzar el campeonato en la máxima categoría de los derrapes.  

Amigos desde siempre. El carácter alegre distingue a esta joven tripulación de 26 años de edad promedio. Ambos son noruegos y amigos desde que tenían 18 años por motivos ajenos al automovilismo, así nos lo platica Anders con una sonrisa y sigue comentando acerca de su orgullo como navegante un año antes de lo esperado, con el mejor equipo y con su amigo como piloto, “El sentimiento que tengo al estar con VW es genial, lo he disfrutado mucho, es un equipo fantástico, muy profesional y es el mejor equipo del rally”. 

Andreas Mikkelsen, por su parte, nos platica que antes de querer ser piloto profesional,  buscó suerte en el mundo del esquí, sin embargo una lesión en su rodilla lo dejó fuera de actividad y gracias a la gran afición que su padre tiene al rallismo, fue que tuvo sus primeros acercamientos con logros suficientes para que VW volteara a verlo. “Primero fue sólo por diversión, disfruto mucho manejar y mi nivel no era tan malo; decidí hacer unos rallies y como tuve buenos resultados desde el inicio, decidí empujar fuerte en esta disciplina”. 

Otra de sus influencias es el ex campeón Peter Solberg, a quien sigue desde su coronación en 2003 y con un gesto nos indica que fue una inspiración verlo correr.

Las tripulaciones son el núcleo básico de la escudería, su comunicación y  coordinación debe ser armónica y precisa para entender cada tramo y sacar el mejor provecho al final de las etapas, así lo dejan ver cuando les preguntamos  de su relación en las primeras competencias. 

¿Sonrisa o carcajada?. Antes de contestar voltean, se miran, sonríen y Mikklesen gana la respuesta con una carcajada y acepta que siempre es difícil adaptarse. Recuerda el Shake Down de Monte Carlo, pero Anders lo interrumpe y refiere que todos los que inician experimentan un sentimiento extraño porque saben que no es fácil hacerlo con perfección a la primera.

“Nos preparamos lo mejor que pudimos en la pretemporada y como dice Andreas, el Rally de Monte Carlo es impredecible, por eso nuestro segundo lugar fue una gran logro, porque no habíamos corrido juntos”.

Para Mikkelsen la presión sobre su espalda va más allá de ser una pareja nueva ya que deben igualar el ritmo del primer equipo para refrendar y mejorar los  resultados cosechados. La tarea no es fácil si tomamos en cuenta que deben vencer al  campeón, Sébastian Ogier y a Jari-Mati Latvala, huesos duros de roer. 

“Manejan muy bien y saben meter presión. Necesitamos agarrar  ritmo para alcanzar el nivel que ellos tienen y ya nos estamos acercando en cada rally desde la temporada pasada. En varias competencias hemos tenido oportunidad de luchar por la posición, de hecho fuimos el único equipo que les peleó en Suecia hasta que cometimos algunos errores, pero creo que pronto y con un poco de suerte (que también se necesita en los rallies) estaremos atrás de ellos y pelear el título, este año si es posible”.

Para el Rally de Guanajuato, la dupla confía tener una buena participación y entre bromas destacan la perfección de Ogier como punto de referencia, no obstante Mikkelsen menciona su participación en la Súper Especial del año pasado y enfatiza que espera conseguir el triunfo en la nueva especial de 80 kilómetros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios