Movilidad para gente con discapacidad

Taxi Preferente un servicio de transporte público individual para todos

Autopistas 23/10/2015 17:28 Actualizada 18:36
Guardando favorito...

La Ciudad de México está en camino de convertirse en una urbe incluyente, gracias a las iniciativas que realiza el Gobierno del Distrito Federal para atender mejor a las personas con discapacidad, temporal o permanente, como el Programa de Accesibilidad en el Transporte Público Individual de Pasajeros o el Taxi Preferente, pero que de acuerdo con los mismos prestadores de servicios, como Víctor Briones conductor de la empresa Movilidad Responsable, aún no se tiene la suficiente difusión de las características del servicio y por lo tanto hay poca demanda.

El Taxi Preferente, como el resto de los programas tienen como objetivo, que estas personas y grupos vulnerables cuenten con una preparación, infraestructura, apoyo y sobre todo un ambiente que les permita la movilidad y accesibilidad para hacer una vida plena e independiente.

Taxis. Antes de existir el servicio de Taxi Preferente en el DF (que también puede ser utilizado por cualquier usuario) ya había empresas dedicadas al traslado de gente con discapacidad que otorgan el servicio con unidades como vans y furgonetas, entre otros coches, todos con las debidas modificaciones para facilitar su uso.

El programa ya está en marcha. “El objetivo es llegar a mil 500 unidades adaptadas, ahora hemos alcanzado 327 coches de este tipo y ya hay seis bases que están en los hospitales donde más se necesitan. Estos autos cobran la misma tarifa regulada por la Secretaría de Movilidad (Semovi) para los taxis convencionales”, dice Fidel Pérez de León, director general del Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad de la Ciudad de México (Indepedi).

Características de las unidades. Las más utilizadas para Taxi Preferente son los modelos Peugeot Parthner y Renault Kangoo, unidades que cuentan con características en diseño y capacidad de personalización requeridas y estipuladas en la Declaratoria de Necesidad para la Prestación de Servicio de Transporte Público Individual de Pasajeros Accesible a Personas con Discapacidad y en Estado de Vulnerabilidad, publicado en la Gaceta Oficial del DF el 18 de agosto de 2014.

Entre las principales condiciones que deben cumplir para otorgar el servicio están: contar con un espacio suficiente para trasportar una silla de ruedas, una cabina de conducción con asiento para acompañante, segunda fila de asientos con capacidad para uno o dos ocupantes, cabina trasera con una o dos puertas laterales deslizables y una posterior tipo abatible.

La adaptación requiere de una rampa trasera plegable, cinturones de seguridad para sujetar la silla, además de incluir un taxímetro parlante con pantalla ampliada, señales para sordos y con impresora para dar registro de la tarifa y datos de la empresa, también los conductores deben portar tarjetón en sistema Braille.

Desarrollo del servicio. Para diseñar el proyecto de Taxi Preferente se recurrió a un estudio elaborado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), donde se determinó cuál es la afluencia y necesidad de unidades especiales para las personas con discapacidad y grupos vulnerables. Dicho análisis arrojó que en el DF hay cerca de 500 mil personas con alguna discapacidad que realizan un promedio de 4 mil 270 viajes diariamente y para satisfacer esa demanda se necesitan mil 500 unidades adaptadas.

En la primera etapa del programa se dio el banderazo a 120 taxis preferentes con la idea de integrar alrededor de 140 unidades adicionales cada trimestre para lograr en dos años el número de coches estimados en el esquema.

Capacitación a conductores. “Los concesionarios compran el vehículo ya adaptado y lo equipan con los requerimientos necesarios para el servicio. Por su parte los taxistas vienen al Indepedi para tomar un curso de capacitación donde se tocan temas desde cómo apoyar a una persona según el tipo de discapacidad y se les enseña cómo debe ser el traslado, a subir al usuario, hasta el uso correcto del lenguaje para que puedan referirse a ellos correctamente. Se les hace entender que ante todo, lo primero es que somos personas y como tal tenemos una condición de vida que es la discapacidad”, finaliza Fidel Pérez de León.  

Temas Relacionados
movilidad
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes