24 | SEP | 2019

Por el puro placer de rodar

04/09/2015
13:10
-A +A
50’s + Rolling Happy nace de la necesidad de viajar con “harleros” de la misma edad y compartir sus gustos

Del mundo de los “harleros”  llega un singular grupo, los  “50's + Rolling Happy”, 10 fanáticos de la motocicleta que ya calientan motores para lanzarse a lo que será su primera rodada como grupo, a la conquista de las carreteras del Distrito Federal a Veracruz.

Desde luego que hay un montón de grupos y escuadrones de motociclistas en todo el país que cada fin de semana se ponen su casco, se enfundan en su chamarra, pantalones, guantes, botas, que montan su “caballo de acero” y que se tiran a la aventura, pero sin duda, este es un escuadrón muy especial.

Se trata de un equipo muy original, al que  dos  fanáticos de la marca Harley-Davidson: Sócrates Monzalvo y Mauricio Cuevas, se han dado a la tarea de convocar. El único requisito para los interesados que quieran ser parte de este intrépido grupo, es pertenecer a la Sub-50, es decir, tener más de 50 años de edad.

Entrevistado en un pequeño bar de la colonia Roma, que de inmediato se identificaba porque afuera lucían bien formaditas todas las motos, en medio del ambiente que distingue a estos jinetes de las dos ruedas: a media luz, humo de cigarro, pequeñas mesas con cervezas y música de los 60s a cargo de Los Sparks, Monzalvo nos platica la necesidad que existe de formar este grupo con expertos de las cinco décadas.

Para iniciar la charla, acordamos salir a las mesitas de la calle, lejos del bullicio y de la música. Sócrates nos presume su camisa de colores naranja y blanco que en la espalda luce la palabra Veracruz, mientras Mauricio porta la suya negra, muy clásica de los motociclistas.

¿Cómo surge la idea?. “Es un club que nace de la necesidad y la pasión que tenemos por rodar; todos los que aquí nos reunimos pertenecemos a diferentes moto clubes donde la edad no es homogénea. Los jovencitos tienen otros intereses y objetivos que no compartimos. En los viajes largos es muy cómodo rodar, llegar a un lugar, cenar e irnos a dormir para al siguiente día levantarnos temprano, pero los muchachos lo que quieren es cenar e irse a un antro o a otro lugar... no coincidimos en algunas cosas”.

En la charla, Sócrates nos revela que curiosamente fue su esposa quien lo motivó, hace tres años, a comprar una moto y ahora ya organiza su primera rodada, apoyado por Mauricio.

Otro punto que no comparte es que los grupos se casen con un  destino o que sólo quieran ir a Cuernavaca, a él como buen turista de dos ruedas, le interesa conocer más sitios, “pueblear” un fin de semana y disfrutar la rodada a diversos destinos como la que prepara rumbo a Veracruz.

“México es enorme, a mí me gusta darme tiempo para conocer bien un estado, de arriba abajo, a detalle, y nosotros ponemos nuestro granito de arena, porque subimos todo lo que vamos conociendo, lo vamos narrando en las redes sociales, para que el turista que no es biker o no es motociclista, conozca los lugares, las cascadas, los ríos, la comida, los paisajes de nuestro país”.

Fue un proyecto que pensó, lo estudió y cuando lo tuvo bien claro, lo platicó con Mauricio, quien ya tiene un largo recorrido de siete años en la organización de eventos con Harley-Davidson y éste no dudo en apoyarlo.

Otro de sus objetivos, es motivar a  familias para que visiten los lugares donde los  “50’s + Rolling Happy” van dejando la huella de sus llantas.

Olvidados por el sector turismo. Giramos la grabadora hacia Mauricio Cuevas quien considera que las rodadas de motos se han convertido en un nicho muy importante para el sector turismo por la cantidad de divisas que generan en cada destino al que llegan.

“Este tipo de eventos se han convertido en algo muy atractivo para los  estados de la República, porque a la gente que anda en moto le gusta comer bien, tomar bien y pernoctar bien”.

Agrega que generalmente son grupos de 20 a 40 motocicletas, pero el número de gente que llega puede ser hasta 50% más, entonces tanto la ocupación hotelera como la derrama económica son puntos interesantes, pero considera que el sector turístico todavía no lo ve así.

“Un aventurero al que  le gusta andar en moto, gasta alrededor de 15 mil pesos cada que sale a rodar entre hotel, alimentos, gasolina y entretenimiento, por eso estamos en contacto con autoridades de Veracruz en busca de un apoyo”.

El grupo. Hasta ahora, al “50's + Rolling Happy” lo integran 10 amantes de las motos que cumplen bien el requisito primordial y que se reportan  listos para la aventura: Alfredo Jiménez, Geoffrey Sisson, Gualberto Torres, Isaac Fernández, Luis Tommasi, Mario Necochea, Martín Conde, Nicolás Molina, Sergio Grajeda y Gustavo Álvarez.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios