17 | FEB | 2020

Prueba de manejo/SEAT León ST Para romper con las costumbres

11/09/2015
14:58
-A +A
Llega con ganas de rugir fuerte y con argumentos para llamar la atención

Por fin, el nuevo SEAT León ST 2016 se anima y desde este año se sube al cuadrilátero mexicano para competir en un segmento en el que sabe que no es fácil ganar, por el contrario, está consciente de que llega a un país donde el gusto de los consumidores se inclina más hacia el segmento de los sedanes o los hatchbacks.
Sin duda se trata de una fiera exótica, por su diseño “guayín”, es muy poco común en nuestro territorio y que de acuerdo con las mismas marcas automotrices, a pesar de la gran aceptación que estos ejemplares tienen en los mercados europeos, en México todavía no son bien aprobados, por eso no es fácil encontrar jaurías de esos modelos en nuestras latitudes.
El panorama que tiene enfrente este modelo ibérico, no es precisamente el más halagador, no sólo debe rugir fuerte para convencer por sus cualidades, que son extraordinarias, también debe subir a la pasarela y  mostrar su figura de manera que seduzca al público.
A pesar de esa carga que por cierto, nos hace recodar toda una lista de vehículos guayines que ya tuvieron acción en México, sin mucho éxito, este León viene con mucha actitud, dispuesto a agitar fuerte la melena y romper ese estigma.  
Lo que podemos asegurar, porque lo comprobamos, es que en cuanto la gente se anima a pedir una prueba de manejo, automáticamente se convence de que el Leon ST tiene argumentos para ser considerado como una excelente opción para los fines de semana familiares, no sólo por la suavidad de su manejo y el confort de la suspensión con amortiguadores hidráulicos, también por su equipamiento tecnológico y de infoentretenmiento, por la cantidad de elementos de seguridad, por la eficiencia del combustible, por su amplio espacio interior y… porque carga con el alma que distingue a un León.
Conducción. La eficiencia del motor turbo que por su misma esencia garantiza siempre una respuesta instantánea, tanto en ciudad, donde el sistema de suspensión absorbe muy bien las imperfecciones del pavimento, como en carretera, donde alcanza una velocidad máxima de hasta 211 km/h.
El propulsor TSI que esconde bajo el cofre es, como dicen los expertos, un motor polivalente con la característica de que cuenta con dos turbos. Esto significa que tiene fuerza tanto en bajas revoluciones (cuando el coche apenas arranca), como en altas revoluciones (cuando va encarrerado), por eso en cuanto el conductor pisa el acelerador, siempre tiene una respuesta inmediata, sin importar a qué velocidad va.
La tracción delantera inclina a esta fiera a una tendencia de subviraje, sin embargo la excelente distribución de peso con la que fue concebida, la hace más ágil y le otorga una conducción más intuitiva, pero también cuenta con unas garras que le permiten agarrarse al asfalto de una manera sorprendente.   
Imagen. Por fuera luce robusto, con el frente indiscutible de la marca, faros con luz LED, luces de niebla, luz de día LED, rines de aluminio de 17 pulgadas, espejos con función desempañante, techo panorámico y doble escape.
Por dentro el volante y la palanca están forrados con piel, luz en zona de pies y  aire acondicionado en la fila trasera; cuenta con control de velocidad crucero, puertos USB, sensor trasero de estacionamiento, entre otras chuladas. 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios