Suscríbete

Mayakoba Golf Classic 2020, será un torneo atípico por el Covid-19

El torneo realizado en Playa del Carmen se llevará acabo del 30 de noviembre al 6 de diciembre

Mayakoba Golf Classic 2020, será un torneo atípico por el Covid-19
FOTO: Especial
Universal Deportes 19/10/2020 20:18 Universal Deportes Actualizada 20:18

El Mayakoba Golf Classic se prepara para una atípica edición para este 2020, pero con un field que repite el mejor talento disponible para el certamen caribeño. Desde el campeón defensor, Brendon Todd, hasta figuras como Rickie Fowler, Tony Finau, Viktor Hovland y Cameron Champ estará en Playa del Carmen del 30 de noviembre al 6 de diciembre, en el campo de El Camaleón

“Estamos emocionados de salir de Estados Unidos y estar cómodos, sentirnos a salvo, en la Riviera Maya, somos afortunados de poder ir y competir”, comentó Todd, en teleconferencia. 

Puedes leer: "Chiefs se imponen a Bills y vuelven a la victoria"

Además de que el certamen contará con protagónicos de mexicanos: Abraham Ancer, Carlos Ortiz, Roberto Díaz, Aaron Terrazas (el mejor tricolor del Latin American Amateur Championship del año pasado), y Kristoffer Ventura, nacido en Puebla pero representante noruego. 

La semana pasada, los oficiales del Mayakoba Classic informaron que los accesos serán limitados para los participantes del evento y una cantidad limitada de invitados, por lo que la experiencia del certamen para los fanáticos será a través de activaciones especiales de manera digital y virtual.

“Se ha perdido la adrenalina y extrañamos a los aficionados. Esperamos tener la vuelta de los espectadores”, añadió Todd, quien se llevó el premio de un millón 296 dólares de la edición de 2019 y un lugar en el Masters de Augusta, a disputarse en noviembre. 
 

 

El Mayakoba Classic seguirá los rigurosos protocolos de Covid-19, con constantes pruebas para los jugadores y staff del certamen, que tuvo que ser aplazado un par de semanas cuando el PGA Tour modificó su calendario, debido a la pandemia. 

Ningún golfista, en 13 años desde que llegó el máximo circuito a la Riviera Maya, ha repetido el título, una motivación extra para el estadounidense. “Todavía tengo esa hambre y deseo de competir y jugar bien. La experiencia de ganar el año pasado me dio una confianza, una emoción distinta. La lucha hizo que la victoria fuera más especial y me hizo querer ganar más torneos en lo que me queda de carrera”.