Calderón negó estar detrás de las protestas de los policías federales