2020 fue concebido por ONU Mujeres con el tema “Soy de la generación de la igualdad: por los derechos de las mujeres,” como parte de la conmemoración del 25° aniversario de la adopción de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, aprobada en 1995 y que se constituyó como el hilo conductor en busca del empoderamiento de la mujer en el mundo.

Sin embargo, estamos muy lejos de alcanzar la participación activa, plena y equitativa de la mujer. ONU Mujeres presentó recientemente diversas visualizaciones que reflejan el desequilibrio que existe entre los géneros, analizando su papel en temas como la política, el trabajo, la cultura y ciencias, el periodismo, el deporte, entre otros.

En política, destaca la pobre representación de la mujer en los parlamentos de todo el mundo. En 1997 la mujer representaba sólo el 11.7%, en tanto que para 2020, alcanza un raquítico 24.9%, respecto del género masculino.

En cuanto al rubro de trabajo, los datos son lapidarios: “…de las 500 personas en puestos de jefatura ejecutiva que lideran las empresas con mayores ingresos, menos del 7% son mujeres.”

Para poner un ejemplo más, en el rubro de Cultura y ciencias destaca el otorgamiento del Premio Nobel que es brindado anualmente a los intelectuales, científicos o académicos por sus aportaciones a la sociedad mundial. En este sentido se han entregado más de 900 premios a distintas personalidades desde 1901 a 2019. Sólo 53 han sido mujeres.

En México, la situación resulta por demás compleja. De acuerdo con datos estadísticos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, presentados en el Informe Anual de Actividades 2019, los ámbitos en donde la población percibe mayor desigualdad entre hombres y mujeres es en el rubro de la política (27.6%) y el social (22.2%). Otro dato relevante es que el 59.3% de las personas encuestadas, consideró que en el país la discriminación es marcada por el simple hecho de ser mujer.

Ahora bien, si nos referimos al tema de la violencia contra la mujer, el INEGI publicó a finales del año parado3 una serie de estadísticas por demás preocupantes:

De las 46.5 millones de mujeres de 15 años y más, el 66.1% han enfrentado violencia de cualquier tipo alguna vez en su vida.

En 2018 se registraron 3,752 homicidios de mujeres, que representaban el dato más alto en los últimos 29 años, lo que resultó en aproximadamente 10 asesinatos de mujeres de manera diaria.

Por ello, los diferentes movimientos de mujeres que han surgido en diversas latitudes, pero en particular en México en últimas fechas, tienen razón de ser. Manifestarse, alzar la voz y señalar un contundente hasta aquí son las insignias que han colocado en la agenda pública las demandas de un sector de la población que representa alrededor del 52%.

Así, justamente el ocho de marzo, fecha emblemática por conmemorar el día internacional de la mujer, el género femenino ha convocado a una marcha que demuestre su presencia y exigencias; en tanto, el día nueve será la materialización ausente de este género que, a su vez, es la manifestación silenciosa que nos permitirá hacer un alto en el camino para que, cada quien desde la trinchera en que nos encontremos, podamos comprender su sentir y unirnos a su causa.

Especialista en temas de género. @Magda_luna_r  //
Analista político. @fdodiaznaranjo

Comentarios