Saborear la diversidad

Héctor González Iñárritu

Como puede ver, estimado lector, la diversidad de opiniones, tipos de análisis, observaciones, juicios, críticas y debates están a la orden del día

Al hacer un análisis y emitir una opinión de algún tema, nuestro criterio o juicio puede ser optimista o pesimista, exaltar las ventajas o desventajas, desde qué perspectiva o cristal se observó; el vaso lo podemos ver medio lleno o medio vacío y posiblemente exista un componente emocional que desvirtué nuestro “yo” racional y esto afecte la calidad de nuestro veredicto. Para ejemplo revisemos unos temas de actualidad.

—México vs Ecuador, partido amistoso que se juega en miércoles por la noche; desde el punto de vista negativo, hemos escuchado múltiples comentarios como “partido molero”, “fraude a nuestros paisanos”, “no sirve de nada”, “sólo es para llenar las arcas”, “no van los mejores”, “por esto no progresamos”, “por cumplir contrato de SUM”, “rival con equipo C”, “esto no sirve de preparación”; por otro lado están los optimistas que mencionan: “Qué buena oportunidad para que Martino vea a las nuevas promesas”, “gran experiencia para los jóvenes”, “a algunos posiblemente los veremos en la definitiva a Qatar”, “se tiene que cumplir el contrato con SUM y televisoras”, “estos ingresos sirven para operar y mantener a todas las selecciones y el CAR, así como a la Federación”, “la pandemia y los cambios en la programación FIFA vinieron a desestabilizar el calendario”.

—En el tema de la final de Concacaf que se juega hoy entre Monterrey y América, las voces difieren: “América tiene mucho que perder”, “Monterrey tiene mucho que ganar”, “sería mas fracaso para las Águilas”, “sería mas fracaso para los Rayados”, “el obligado es América”, “el obligado es Monterrey”, “calmaría el pésimo momento de los del norte”, “se salvaría el Vasco”, “puede ser el comienzo de un espectacular año para los de Coapa”.
 

—En la pelea por entrar al repechaje, faltando dos fechas, y de manera inverosímil existen hoy en día 12 equipos con posibilidades, descontando a los cuatro primeros lugares. Aquí las expresiones son diversas: “El torneo es muy mediocre”, “el torneo es muy competitivo”, “la afición de cualquier equipo mantiene la ilusión hasta el final”, “hay mejor rating para televisoras”, “al no haber descenso el nivel es muy bajo” “el aliciente de la reclasificación hace que al final haya emoción”, “deberían eliminar esta fase”, “injusto que sea campeón un equipo de la repesca” “es muy emocionante el juego a morir”, “es premiar la mezquindad”, “es por tener mas ingresos”, “es para recuperar algo de lo perdido”.

—En el tema de Javier Hernández, a quien no se ha convocado, Yon de Luisa salió a tratar de aclarar los motivos diciendo, “fueron situaciones internas” “no está vetado” “total apoyo al técnico”.
 

Los medios no se hicieron esperar y hubo de todo, “no quedó claro que sucedió”, “qué bueno que ya se aclaró”, “es un veto absoluto”, “es por el bien del grupo”, “el ambiente es primero”, “debería ser por capacidad”,“urge un goleador”,,“anteponen un problema personal”, “lo castigan por exigir”, “Funes Mori no ha respondido”, “increíble que no lo puedan solucionar”, “¿qué habrá hecho?”, “hay algunos que no lo quieren”, “no estamos para darnos este lujo”.

Como puede ver, estimado lector, la diversidad de opiniones, tipos de análisis, observaciones, juicios, críticas y debates están a la orden del día; algunos llevan ingredientes emocionales que nos pueden traicionar a la hora de analizar, otros seguramente serán racionales y con conocimiento de causa. Este universo de diferentes voces es sana, enriquecedora y es lo que hace bello a este deporte, donde todos puedan opinar, criticar, saborear la controversia y tener libertad de expresión.

¿Ustedes en qué bando están, optimista o pesimista? ¿Análisis emocional o racional?

@hginarritu

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios