Mexicanos a España, a Segunda División... ¿Para qué?

Gerardo Velázquez de Léon

No está dentro de la cabeza de un futbolista salir de su Liga, y dejarlo todo para ir a una segunda categoría

Claro que no son accesibles para el futbol de Segunda División. Los jugadores estelares del balompié mexicano no tienen por qué enrolarse con equipos de tan baja categoría como el Huesca, donde Ignacio Ambriz —ahora como su entrenador— lanzó el grito en conferencia de prensa. “Tengo uno o dos en mente, pero no es nada fácil, los precios no son accesibles”, dijo el exentrenador del León, como si en este negocio se tratara de regalarse para simplemente jugar en la división secundaria de España.

Si Ambriz tiene pensado llevar a algún jugador mexicano a su nuevo club, seguramente será un juvenil o uno fuera de estelaridad, porque no representa nada ir a Huesca para quien quiere crecer en este negocio. Comentarios llenos de malicia, porque claro que cada quien es libre de hacer lo que se le pegue la gana con su carrera, pero no está dentro de la cabeza de un futbolista salir de su Liga, estando en Primera División, ganando bien, y dejarlo todo para ir a una segunda categoría, aunque sea en Inglaterra, Alemania o —en este caso— España. Todos los equipos de Primera División son más que el Huesca, así que no engañemos a los aficionados con este tipo de declaraciones llenas de sinsentido.

LEER MÁS: Nacho Ambriz no llevaría futbolistas mexicanos al Huesca, “Son muy caros y no nos ven”

El Huesca juega en un estadio para siete mil 500 personas, y su plantel está tasado en el mercado en cerca de los 30 millones de euros; caro para lo que es, simplemente porque tienen a un jugador valorado en seis millones, como Javi Galán, a quien claro que  venderán a quien se acerque para preguntar por él. En la Primera División española, solamente, el recién ascendido Rayo Vallecano tiene un valor en el mercado menor al Huesca, mientras que en la Liga MX 15 equipos —de 18— tienen mejores calificaciones económicas que el conjunto actual de Ignacio Ambriz. Entonces, ¿para qué ir ahí? A nadie le parece atractivo, aunque —repito— sea España.

Ambriz, en vez de criticar los salarios mexicanos, debería apoyar a que en este país se sigan construyendo los cimientos para futbolistas, hacer fuerzas básicas poderosas y que el filtro a Primera División no sea tan sanguinario y se queden tantos en el camino. Trabajar en la fabricación de jugadores debería ser una de las nuevas metas de los clubes mexicanos, ante la evidente crisis económica que les impide invertir millones y millones de dólares en futbolistas foráneos, además de que ayudarían a la Selección Mexicana a tener muchas más opciones de calidad y, ahí sí, venderlos a los precios que dicta el mercado. Si es caro o no, ese es asunto de la calidad del jugador.

Así que el entrenador fue políticamente incorrecto en su primera rueda de prensa como entrenador de un club en la Segunda División española.

@gvlo2008
[email protected]
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios