#LordEntrenador, el manager al que le valió madres el Covid

Gerardo Velázquez de Léon

Benjamín Gil, manager de los Tomateros, tuvo el peor comportamiento en la pandemia

El deporte, la sociedad, los mexicanos, no pueden ni deben permitir lo que se vio vía YouTube, emanado de una conferencia de prensa de un entrenador de beisbol profesional. Benjamín Gil, el manager de los Tomateros de Culiacán, tuvo el peor comportamiento que se puede durante la pandemia.

Un día antes de iniciar la temporada en la Liga Mexicana del Pacífico, ofreció una rueda de prensa virtual, pero lo hizo manejando su automóvil y fanfarroneando que iba a Starbucks, que ahí no pasaba nada.

Gil tiene Covid-19; en el video se le vio sin cubrebocas, sin cumplir los protocolos de un contagiado del virus y pasándose por el “arco del triunfo” la enfermedad. Sí, es una enfermedad, un virus extremadamente contagioso, algo que debe ignorar, porque solamente un ignorante hace lo que él.

Puedes leer: "Entrenador con Covid sale a la calle y lo presume"

El video, que se puede observar en el canal oficial de los Tomateros —todavía ahí puesto hasta anoche—, muestra a un hombre irresponsable al volante, mientras platica con los medios.

Primera gran falta, porque si algo está prohibido y es penado es usar el celular cuando se maneja, y más cuando el protagonista de la videoconferencia es él. Llega al café e interrumpe a los periodistas para fanfarronear que si quieren algo de Starbucks y que se esperen para que vean si pide bien su bebida. Patético.

Las imágenes son claras, un hombre que anunciaron —el 3 de octubre— que estaba contagiado de Covid, que debe ser imagen del equipo y mostrar comportamiento ejemplar ante la pandemia, se pitorrea de todos, saliendo a la calle y arriesgando a quienes lo atendieron, porque seguramente es tal su poca preparación que no debe saber que puede contagiar y poner en riesgo la vida de quien estaba frente a él.

Tomateros es un equipo de abolengo, de una de las familias más beisboleras de este país. Dueños de los supermercados Ley, asumen el compromiso social de lo que representan.

Muchos años manejó la empresa Juan Manuel Ley, el llamado Chino, un personaje adorable en el mundo empresarial y deportivo que murió en enero de 2016. Ahora, su hermano Héctor tiene la gran oportunidad de reivindicar los valores de su empresa, de su equipo y hacer algo ante la petulancia, ignorancia y amenaza que resultó ser su entrenador. Este tipo de personajes deben ser expulsados.

El deporte profesional ha sufrido demasiado y ahora que los han dejado abrir sus estadios, no deben permitir imágenes como esta y, ya sea que intervengan los dueños, o el propio gobierno, pero alguien debe hacer algo al respecto.

@gvlo2008 - [email protected]

Comentarios