Suscríbete

La oportunidad de Carlos Vela para humillar al futbol mexicano

Gerardo Velázquez de Léon

Es el año para los equipos de la MLS, es aprovechar esta profunda crisis de resultados y funcionamiento, de bajas y grillas

Se reanuda la Liga de Campeones de la Concacaf. La final se jugará el 22 de diciembre. Se termina la actividad de los equipos de la Liga MX en este 2020 y la tendencia marca que el futbol mexicano debe mantenerse como el representante en el próximo Mundial de Clubes. Pero la actualidad de América, Tigres y Cruz Azul puede originar que, por primera vez en 16 años, eso no suceda.

Es el año para los equipos de la MLS, es aprovechar esta profunda crisis de resultados y funcionamiento, de bajas y grillas, que viven los clubes que estarán en Orlando a partir de esta noche, jugándose el título del área. Si sumamos que además no habrá público, el cual siempre favorece a los mexicanos en Estados Unidos, se aumenta el riesgo de no contar con un equipo de la Liga MX en el Mundial de Clubes, algo que solamente ha sucedido una vez en la historia: 2005, con el Saprissa.

El LAFC fue fundado en 2014, pero comenzó su participación en la MLS apenas en 2018. Con dos años en escena y Carlos Vela como jugador franquicia, ha estado cerca de conseguir el título, y ahora —ante Cruz Azul— tiene la oportunidad de posicionarse en el torneo de la Concacaf.

LEER MÁS: Los Rayados ya sufren con Javier Aguirre como técnico

Hay que recordar que la serie entre angelinos y cementeros, por los cuartos de final, se definirá a un partido, luego de que —por cuestiones de la pandemia— se canceló el juego de ida y ahora, por cuestiones de calendario, decidieron que solamente tuvieran un partido. Pero la oportunidad del LAFC no solamente es por lo mal que están los cementeros, y aunque Tigres tiene ventaja (1-0) sobre el NYCFC y el América sobre el Atlanta United (3-0), son un par de equipos impredecibles. Los californianos deben ser favoritos y no por el nivel futbolístico, sino por el maldito desorden que vive Cruz Azul, el hazmerreír del futbol mexicano.

América no tendrá a Bruno Valdez, Emanuel Aguilera, Henry Martín, Giovani dos Santos, Nicolás Benedetti, Rubén González, Paul Aguilar, Mauro Lainez y Emilio Sánchez; nueve jugadores, de los cuales por lo menos siete podrían ser titulares. Los cuestionamientos sobre la continuidad de Miguel Herrera y Santiago Baños podrán desaparecer si entregan el “título del pavo”, que pasen Navidad como campeones de Concacaf, porque cualquier otro resultado sería sumar dos fracasos en menos de un mes. Las bajas no deben ser pretexto, pero sí evidenciarán el pésimo diseño del plantel.

Si el LAFC elimina al Cruz Azul, después enfrentaría al América en las semifinales y ahí podrá seguir con esa gran posibilidad para que, con Vela como estandarte, dé un impacto importante al futbol mexicano al quitarle el título.

Tigres, avejentado, soberbio y sin cambios, debe despertar. Tal vez, el rival a vencer no es el NYCFC, es su propia falta de humildad y ambición para enfrentar a los rivales desde hace ya meses. Ferretti cuestionado, y un equipo sobrevalorado, que tiene en Concacaf la gran obligación de ganar por primera vez un título internacional, porque nadie entiende que —gastando más de 80 millones de dólares en su equipo— no sean capaces de ganar en una de las más pobres áreas en el mundo del futbol.

Así que los de la MLS, aprovechan la crisis mexicana o seguirán estancados y viendo hacia arriba a su rival del sur.

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios