El 'Tata' debe olvidarse de poses y volver a generar confianza

Gerardo Velázquez de Léon

Los únicos que lo sacarán del problema son los futbolistas, y debe sacarles el mayor de los provechos

El primer paso para poder salir de una crisis es reconocerla, y ojalá que lo dicho por Gerardo Martino en la conferencia previa al duelo frente a Jamaica haya sido eso y no solamente enunciados que quedaban bien ante la presión que vive, luego de que el presidente de la Femexfut —Yon de Luisa— dio a entender que no está seguro en su puesto de aquí a Qatar 2022. Cómo estarán las cosas que el directivo apareció en el entrenamiento, algo que no es muy usual.

Pero hay algo que sigue faltando para pensar que el Tata puede volver a conectarse con los jugadores. De nueva cuenta, en el entrenamiento del equipo mexicano —ahora en el estadio Nacional de Kingston—, se pudo observar (en lo poco que dejan ver) a Martino desconectado de los jugadores, en esta dinámica en la que pareciera que marca una barrera con los futbolistas.

Y no es que se necesite que se convierta en el mejor amigo de los jugadores o en nana de los mismos, pero —con los años que lleva dirigiendo a la Seleccion— ya debió entender algo de la idiosincrasia mexicana y saber que una mayor cercanía con sus futbolistas podría traerle mejores resultados.
 

Porque los únicos que lo sacarán del problema son los futbolistas, y si ya se casó con el grupo que ha formado, debe sacarle el mayor de los provechos y generar las dinámicas con las que pueda recuperar lo que alguna vez tuvo, cuando —además de resultados— se percibía armonía alrededor del equipo nacional, no como ahora.

Hoy, todo está puesto para que el Tata y compañía saquen una de esas victorias que dan un respiro cuando el proceso ha caído en un bache futbolístico y de resultados. La visita a Jamaica no es, por mucho, una de esas paradas hostiles que suele tener la Selección en la eliminatoria. No habrá público en las tribunas, no habrá serenatas (que no suelen hacerse en esta sede de la Concacaf) y el rival, en teoría, no representa una gran amenaza.

Pero lo que sí es una importante amenaza para la Selección y para Martino son ellos mismos. La real amenaza es que, aunque el Tata diga que saben en qué situación se encuentran, no sea capaz de comunicárselo a sus jugadores para que su ejecución en la cancha sea mucho mejor que todo lo que mostraron en 2021, con todo y las ausencias que acusa.

Hoy, el peor enemigo de la Selección Nacional son las poses y desatenciones de sus componentes, las cuales si no cambian, seguirán arrastrándolos a más problemas.

@gvlo2008
[email protected]

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios