El más grande de la historia

Gerardo Velázquez de Léon

Ricardo Ferretti ha logrado lo que nadie: siete títulos de Liga —cinco con Tigres, uno con Chivas y otro con Pumas— uno de la Concacaf y ha asegurado el subcampeonato en el Mundial de Clubes

Ricardo Ferretti es el hombre más influyente y exitoso que tiene el futbol mexicano. Tuca ha logrado lo que nadie: siete títulos de Liga —cinco con Tigres, uno con Chivas y otro con Pumas— uno de la Concacaf y ha asegurado el subcampeonato en el Mundial de Clubes.

El recientemente formado Consejo de Futbol de Cemex tuvo una división de opiniones, hace unos meses, con respecto a la continuidad del Tuca. Si ya habían sacado a Miguel Ángel Garza, tal vez era el tiempo de encontrar nuevas ideas sin Ferretti. Por eso, quedaron que existían tres títulos por disputar y, si era capaz de ganar por lo menos uno, aseguraría continuidad.

El torneo Guardianes 2020 fue un rotundo fracaso, eliminados en cuartos de final por Cruz Azul. Acto seguido, la Concachampions, donde buscaban su primer título internacional. Torneo que inició en marzo y culminó en diciembre, y pocos se acuerdan del milagro en el estadio Universitario, cuando estaban siendo eliminados por el modesto Alianza de El Salvador, con un global de 4-4 y el factor de goles de visita en favor de los centroamericanos.

Se cumplían los cuatro minutos de reposición y apareció en el área Nahuel Guzmán; buscaba desesperadamente algo, y lo consiguió. Nadie lo marcó, remató y anotó el gol que hoy tiene a Tigres en la antesala del título mundial. Cuando se retomó el torneo, no tuvieron líos, derrotaron al New York City, al Olimpia de Honduras y al LAFC; por fin campeones y Tuca encontraba el deseado título.

Puedes leer: "Hay que seguir soñando: Ricardo Ferretti"

La renovación estaría cerca, pero faltaría por competir en el Mundial de Clubes, competencia que ha hecho ver muy mal a Rayados, Pachuca, América, Cruz Azul y Chivas. Por eso, lo más sensato era esperar. Hoy, nadie se atrevería a cuestionar la continuidad de Ferretti en Tigres, ni sus más reacios opositores del Consejo de Futbol.

Tigres muestra que en el futbol de México urgen cambios, buscar la competitividad y no fomentar el conformismo, porque —cuando se trata de jugar para ganar, no para sumar y encontrar un lugar en la fase final de 12 cupos— se muestra el verdadero poder de los equipos. Llegar a la final mundial es un éxito, pero mucho más trascendente por las formas en cómo lograron el pase y cómo se plantaron contra Ulsan y Palmeiras. Demuestran que Sinergia Deportiva tiene mucho talento en sus visorías, que saben contratar y estos muy buenos futbolistas deben tener torneos para competir y mostrar su verdadera fuerza.

Nahuel, Dueñas, Reyes, Salcedo, Chaka, Carioca, Pizarro, Aquino, Quiñones, González y Gignac, es el 11 que ya esta ubicado en la historia de mayor éxito de la institución. Ninguno defraudó, e insisto, demuestran que —cuando se trata de competir, de torneos a matar o morir, con alta adrenalina y con rivales de jerarquía— pueden, y pueden bien. Gignac se ha convertido en el estandarte, no solamente de Tigres, sino de una Liga como la mexicana. Es el símbolo, estilo Messi, que tiene la Liga en España, o el Cristiano que tiene la Serie A.

Lo mejor que le ha pasado al futbol mexicano es su llegada y su compromiso, un profesionalismo comprobado, y un nivel y liderazgo envidiable.
Así, fácil. Modelo en contrataciones, en saber invertir sus millones en futbolistas rentables. El equipo más ganador en la historia reciente del futbol mexicano y, claro, el Tuca se ha ganado su renovación; ahora, a ver si él quiere seguir.

@gvlo2008 - [email protected]

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios