El futbol mexicano está muerto

Gerardo Velázquez de Léon

Algunos le llaman “Futbol Colmillo”; más bien, es parte de cómo van matando a un deporte y nadie hace algo para remediarlo

Sí, muerto. Cada vez son más los partidos a los que el tiempo muerto invade. Es alarmante revisar las cifras de cuánto tiempo efectivo de juego tiene un encuentro de la Liga MX. Hasta ahora, en el torneo Guardianes 2021, ninguno ha pasado de más de 55 minutos de juego efectivo, y vaya, si lograran llegar a esa cifra, sería un rotundo éxito.

Tal vez, el fanático ya se acostumbró a ver tan poco, que se le hace normal. En el programa “Marcaje Personal”, del domingo pasado en Azteca Deportes, presentamos los cinco partidos que menos futbol han tenido en el campeonato actual, según datos del propio sistema estadístico contratado por la Liga MX.

El que menos tiempo de juego ha tenido es el Toluca vs. Gallos Blancos de Querétaro de la Jornada 1, en el que solamente se jugaron 36 minutos y cuatro segundos, de un total de 97 minutos, incluyendo la reposición. En la Jornada 2 se disputó el segundo partido más raquítico en tiempo efectivo; fue el Necaxa vs. Atlético de San Luis, en el que solamente hubo acción en 38 minutos y 57 segundos, de un total de 99 minutos. Le sigue el Santos vs. América en la Jornada 4, cuando los aficionados solamente pudieron observar 40 minutos de juego efectivo, de los 95 que duró ese partido terminado en empate a un gol.

ENTÉRATE: ¿Cuándo y dónde ver la vuelta de los octavos de final de la Champions League 2021?

Entre estos tres cotejos suman 114 minutos de juego efectivo, de un total de 291 minutos disputados; una barbaridad, mezquindad pura. En la Jornada 4, Gallos contra Puebla sumó 41 minutos 52 segundos de tiempo efectivo, y en la Jornada 6, el Santos contra Rayados tuvo 42.03 minutos. Esos han sido los cinco más pobres hasta ahora.

En el mundo, algo similar sucede. La Liga que mayor tiempo efectivo tiene es la sueca, con 60 minutos en promedio, mientras que la neerlandesa se encuentra debajo de esta suma, con 59.5 minutos por partido. Pese a esta alta cifra, quedan a deber a los aficionados casi media hora de futbol. De las Ligas de élite, donde más se juega es la Bundesliga, con 57.1 minutos por partido; la Ligue 1 de Francia, con 56.7; la Serie A suma 55.6; la Premier League, 55; y La Liga, con 53.3 por partido. Es decir, sigue siendo bajo, demasiado tiempo muerto.

¿A qué se debe? Son varios factores, desde la “brillante” idea de poder hacer cinco cambios por equipo, el VAR y sus revisiones eternas —tanto en pantalla como silenciosas—, marrullería de los futbolistas, el buscar ganar a costa de lo que sea, incluido hacer tiempo descaradamente, demasiadas pausas en los tiros libres y tiros de esquina, y saques de manos, que se suman a un descaro para perder tiempo. En fin, son muchos, demasiados factores los que influyen en el juego.

En el partido entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, de alta competencia mundial, se jugaron 50 minutos, más de 40 de tiempo muerto, y eso que estaban dos potencias frente a frente, pero se pudo evidenciar —por el estilo de Diego Pablo Simeone— a un equipo capaz de todo con tal de ganar, entre faltas, marrullerías, pegar y pegar bajo —claro— la complicidad del árbitro, porque —al final— es quien debe hacer fluir un partido y no caer en estos absurdos fuera de toda leal competencia.

Algunos le llaman “Futbol Colmillo”; más bien, es parte de cómo van matando a un deporte y nadie hace algo para remediarlo.

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios