Concacaf se burla del futbol mexicano

Gerardo Velázquez de Léon

La Selección de Tata Martino es la vende boletos a beneficio de Concacaf

Estados Unidos debutó el domingo por la noche en la Copa Oro. Lo hizo con un equipo alternativo, su selección B. Turner, Moore, Zimmerman, Robinson, Vines, Acosta, Yueill, Lletget, Arriola, Lewis y Zardes, conformaron el equipo titular que Gregg Berhalter puso en el campo del Sporting Kansas City, contra Haití. Solamente Kellyn Acosta repitió del equipo que ganó la Nations League a México hace unas semanas.

Esta evidente falta de respeto al torneo regional es avalada por Concacaf. Hagamos de cuenta que México hubiera presentado el sábado contra Trinidad y Tobago una alineación con Acevedo, Loroña, Sepúlveda, Cata Domínguez, Shaggy Martínez, Alan Cervantes, Isaác Brizuela, Javier Salas, Mauro Lainez, Elías Hernández y Ángel Sepúlveda. Seleccionados nacionales, claro, pero en una tercera o cuarta línea de importancia y trascendencia. Si eso hubiera pasado, el diablo sería la Selección Nacional, ante los ojos de Concacaf, ante los propios ojos de Víctor Montagliani, su presidente.

La Selección de Tata Martino es la vende boletos a beneficio de Concacaf; sin ellos, no sería nada este incómodo y largo, incluyente torneo. Solamente para el partido inaugural, compraron boleto más de 41 mil personas, para ver a México, mientras que Estados Unidos recibió poquito más de 12 mil asistentes en el pequeño estadio de Kansas City. Diferencias abismales entre las dos grandes potencias de la zona; por eso, a la maquinaria económica, a la Selección explotable, hay que exigirle titulares, estelares en su equipo. Todo lo contrario sería ir en detrimento de su economía.

Lee también: Concacaf afirma que se cumplieron los protocolos; el partido vs Guatemala con público

Han sido incluyentes, porque hacen un torneo con 16 selecciones. De las que pertenecen a Concacaf, están —quitando a Estados Unidos (20) y México (11)— en lugares bochornosos del ranking mundial. Jamaica en el 45, Costa Rica en el 50, Honduras en el 67, El Salvador en el 69, Canadá en el 70, Panamá en el 78, Haití en el 83, Trinidad y Tobago en el 103, Guatemala en el 127, Surinam en el 136, Granada en el 160; Martinica y Guadalupe ni siquiera a la FIFA están afiliados. Claro, hacen su campaña de relaciones públicas invitando a Qatar, una de las selecciones más pobres del otro lado del mundo del futbol, pero con mucho dinero.

-
Concacaf desprotege a México
, sólo lo utiliza. Es el equipo incómodo, pero el que los enriquece, los hace poderosos, aunque saben que su voto tiene igual valor que —por ejemplo— el de Haití. Por eso, los trinitarios se suben al tema de moda: La discriminación. Claro que ahora argumentando tantas y tantas sandeces, con el fin de ocultar su nivel de futbol cavernícola en el campo de juego.

Yon de Luisa ha sido claro. Reclamaciones existirán, pero la exigencia del respeto al deporte y a las reglas, a arbitrajes sanos, debe ser inmediata. De nada sirve una carta si no hay aplicación por parte del organismo, o ¿cuántos lesionados se deben tener para que le hagan caso a México? Y si la respuesta no viene de la Concacaf, se deben aplicar medidas extremas, algo que ponga a temblar a una confederación que está muy confiada de tener a los mexicanos agarrados de los tobillos y los trata como si fueran un equipo de tercera, cuando son su principal activo.

-@gvlo2008

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios