Cofece exhibe a quienes siempre negaron el Pacto de Caballeros

Gerardo Velázquez de Léon

Claro que la resolución de la Cofece evidencia a muchos, desde directivos de mandos medios que siempre negaron su existencia, hasta a la propia FIFA, que se ha hecho de la “vista gorda” con el futbol mexicano ante este tema

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) evidenció al futbol mexicano, pero lo hizo más contundentemente con quienes se la han pasado negando que en la Liga MX se ha creado y puesto en práctica el llamado “Pacto de Caballeros”, ese acuerdo inusual que durante años han utilizado los directivos para dejar salir o no a un futbolista de su equipo.

Me explico. Este acuerdo no escrito, que existe desde hace muchos años (2002) entre los directivos, impide a los futbolistas contratarse libremente, generalmente cuando está muy cerca de terminar su contrato o ya se ha vencido. Lo aplican o aplicaban tanto en clubes mexicanos como extranjeros y es simplemente estar de acuerdo entre ellos, sin importar el futbolista o a dónde iría a jugar. Con esto, se blindan y no pierden entre ellos, aunque el afectado sea el propio jugador. Este “pacto” no es exclusivo de México; bueno, era, porque desde 1995 las reglas de la FIFA cambiaron gracias a la Ley Bosman y desde ese año garantizan la libertad de empleo a los jugadores.

Puedes leer: "COFECE sanciona a 17 clubes por el pacto de caballeros e imponer tope salarial a la Femenil"

Palabras más, palabras menos, le dan plena autonomía al futbolista para contratarse con quien se le pegue la gana, sin tener que estar de acuerdo el directivo del equipo con el que se le acabó el contrato, como lo explica el exdirectivo Rafael Lebrija en las páginas de EL UNIVERSAL Deportes: “Esto se hizo por protección a los dueños, para que entre nosotros mismos no nos pirateáramos jugadores. Nos cayó de sorpresa todo eso de la Ley Bosman y tuvimos que actuar. No hubo nada malo. Fue algo que se ideó para proteger a los clubes, que pudieron ser muy dañados por esto”.

Claro que la resolución de la Cofece evidencia a muchos, desde directivos de mandos medios que siempre negaron su existencia, hasta a la propia FIFA, que se ha hecho de la “vista gorda” con el futbol mexicano ante este tema. En las medidas de la Comisión, también está la referente al futbol femenil y las prácticas monopólicas, algo que la propia Cofece considera una medida aplicada por cuestiones de género.

En Estados Unidos, ya han logrado equiparar los premios de selecciones nacionales entre hombres y mujeres; en México, según el documento de la Comisión, acordaron que al comenzar esta Liga se les pagara un máximo de dos mil pesos mensuales a las futbolistas profesionales. La Liga MX aquí sí no emitió algún tweet de apoyo a las mujeres, como lo ha hecho en ocasiones anteriores, aunque no tenga nada que ver con la equidad o violencia de género, cuando reciben órdenes de algún directivo.
 

Sí llama la atención que en este caso y en el de Renato Ibarra, al estilo de FIFA, se hayan hecho de la “vista gorda”. Una multa que asciende a  177.6 millones de pesos entre 17 equipos (incluido el Atlante, aunque ahora esté en Liga de Expansión). Los que no están en esto, según la Cofece, son el FC Juárez y el Atlético de San Luis, además de la Federación Mexicana de Futbol y ocho personas físicas.

Una acción ordenada desde la 4T que busca la transparencia, que ojalá fuera exactamente igual en todos los ámbitos del deporte y se hiciera una muy exhaustiva investigación a la Conade, que —al operar con recursos públicos— parece que está sobreprotegida por el Estado.

@gvlo2008 - [email protected]

Comentarios