Consumo de agua embotellada causa estragos en la salud y economía familiar

Consumo de agua embotellada causa estragos en la salud y economía familiar
Nación 20/01/2022 23:52 Actualizada 03:10
Guardando favorito...

Suponer, o creer que con el agua embotellada se soluciona, o termina el problema de abasto, disponibilidad y hasta de calidad, es un ¡craso error! Al envasarla, con ello apenas comienzan los problemas y resultan otros en perjuicio, ya no solo de la salud-que ya es preocupante-sino también de otros aspectos vitales derivado de la delimitación artificial de acuíferos por criterios administrativos (políticos) y no técnicos o científicos, desvío masivo de agua entre cuencas, incremento de las concesiones, la sobreexplotación, etc. Pero, sin lugar a dudas, por la falta de control sanitario en la calidad del agua que se extrae de los pozos profundos con minerales tóxicos y que es embotellada para consumo humano.

Como tantas veces hemos señalado, amable lector, la presencia de minerales tóxicos como fluoruro, arsénico, aluminio y otros metales en grandes volúmenes provienen de las aguas más profundas debido a la sobreexplotación de los acuíferos. Cabe recordar, como dato duro, que la extracción irracional de la Cuenca Lerma-Chapala, por ejemplo, creó depresiones profundas, pues en la década de los 50 del siglo pasado el agua se hallaba casi a nivel de suelo, y cuando mucho a cinco o diez metros de profundidad, mientras que hoy se encuentra después de los 150 y hasta 250 metros; pero, aun así, se siguen perforando pozos.

De ahí la insistencia de que las embotelladoras deben especificar en la etiqueta del envase del agua que comercializan, si ésta proviene de pozo o de manantial y si está totalmente libre de tóxicos dañinos. Nada más racional, humano y normal, que el público consumidor sepa que está adquiriendo un producto totalmente confiable. Se trata del agua que bebemos, por lo que debemos conocer su calidad y procedencia. A menos que esto no importe tanto, pues…

Con el debido consentimiento de la dirección general del diario La Jornada, transcribimos íntegramente esta importante información de Dora Villanueva, titulada: México, el mayor consumidor de agua embotellada en el mundo publicada el 2 de abril de 2021. - México se convirtió en el mayor consumidor de agua embotellada en el mundo, junto con Tailandia, con un promedio por habitante de 274 litros al año, según Statista, una base de datos global con informaciones de 150 países. Es la expresión de un negocio controlado por un reducido grupo de empresas, principalmente transnacionales, según datos oficiales.

foto_garrafones_de_agua.jpg

En el país, prácticamente tres de cada cuatro hogares, 76 porciento el total, compra agua, ya sea en garrafón o botella, según el Módulo de Hogares y Medio Ambiente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) Ese porcentaje fue de 70 por ciento en 2015, según el mismo documento. En un trimestre el gasto de los hogares en agua suma once mil 306 millones de pesos, más de lo que en el mismo período destinan a las compras de enseres domésticos, que suman nueve mil 921 millones, y alrededor de una tercera parte de los 29 mil 107 millones gastados en cuidados de la salud en los mismos períodos, según la más reciente Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del INEGI. Ese gasto se ha triplicado en los últimos tres lustros, según ha documentado La Jornada. (https://bit.ly/31DFgUU)

El agua dista mucho de ser un bien público en México. Hasta 4.5 millones de personas, que viven en un millón 215 mil hogares no cuentan con suministro por tuberías y no tienen otra alternativa que buscarla en pozos, en otras viviendas o recolectarla de la lluvia, según reporta el Censo de Población y vivienda 2020. En contraste, de acuerdo al Registro Público de Derechos de Agua (RPDA) empresas multinacionales, incluso bancos, agrupan cientos de concesiones en todo el país.

Situación del Agua Subterránea en México: Una Experiencia Científico-Legislativa y sus implicaciones. Continúa: -Frente a este conjunto de situaciones críticas, Petrella (2004) propone un Convenio Mundial del Agua, cuyo principio fundador es el agua como bien común mundial y vital, donde las respuestas más necesarias a las situaciones críticas son: -Respeto para una nueva normativa que refleje una verdadera revolución en las maneras de contemplar el agua y las relaciones en que actúa de mediadora entre los seres humanos. -El desarrollo de nuevos medios, expresado en forma de gestión del agua que sean capaces de reconstruir la solidaridad en las comunidades locales, entre diferentes comunidades y generaciones, y sostenibles en cuanto al ecosistema Tierra. (Op cit. p 109-110)

Conclusiones: La experiencia a que dieron lugar los estudios realizados por el Centro de Geociencias de la UNAM, a solicitud de la sociedad en diversos municipios del estado de Guanajuato, muestran que, tanto el conocimiento como la estrategia para planear el desarrollo y establecer las soluciones adecuadas, están en manos de la sociedad informada y comprometida, respaldada por el conocimiento científico de sus universidades. Los estudios de la UNAM rompen con varios paradigmas y proponen un cambio total en los criterios para usar, evaluar, conservar y gestionar el agua subterránea en Guanajuato y en la Cuenca Lerma-Chapala.

De igual manera, los resultados han sido de gran utilidad a la orientación y discusión legislativa para proponer cambios a la Constitución y progresivamente a las Leyes de Aguas Nacionales y Estatales. Es importante adherirnos a los convenios y estrategias orientadas a eliminar las causas que han generado situaciones críticas del problema del agua en el país y en el mundo, y en particular adoptar una posición nacional que nos permita avanzar en la solución de los problemas del agua, como son los diez Derechos del Agua, que establece la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenación Territorial. Continuará…
 

Comentarios