Las 10 mejores películas de lo que va de 2020

Alejandro Alemán

En un año donde ver cine es un acto de resistencia, esta es la lista de lo mejor que hemos visto hasta ahora.

Un año de aislamiento, de miedo y reclusión. Un año donde las salas cerraron y dónde ver cine es casi un acto de resistencia. Tal vez sólo por eso valga la pena seguir haciendo estas listas, solo para recordarnos a nosotros mismos que aún no hemos sido derrotados, que el cine sigue, de una u otra forma.

Las reglas para hacer esta lista son simples: se incluyeron cintas que alcanzaron estreno en salas o que se pudieron ver de manera legal en algún servicio de streaming (Amazon, Apple, HBO o Netflix).

10.- Bad Education (Dir: Cory Finley)

¿Es justificable la corrupción de un servidor público a cambio de un desempeño excepcional? Esa es la paradoja que plantea Cory Finley en Bad Education. Basada en un caso real sobre un intendente de escuela pública (extraordinario Hugh Jackman) que desvió recursos La cinta evita todo juicio moral hacia sus personajes, explota todas las áreas grises e incluso se permite lanzar dardos sobre la condición de la educación en Estados Unidos. En todo caso, el intento de atraco más interesante no es el perpetrado al erario público sino el del propio cineasta: un Corey Finley quien, junto con la elegante cámara de Lyle Vincent, no duda en tratar de emular el cine de los hermanos Coen o el de Alexander Payne (Education, 1999).
 

9.- Circus of Books (Dir: Rachel Mason)

La directora narra con notable cuidado las implicaciones derivadas de tener como padres a unos “pornógrafos”. La legendaria librería “Circus of Books” estaba dirigida por un matrimonio de afables y honestos viejos que encontraron en la venta de pornografía la manera de llevar pan y sustento a casa. En el viaje, la librería se volvió foco del movimiento LGTB. Un relato conmovedor y divertido, sobre un matrimonio que empezó vendiendo porno y terminó siendo parte activa en la lucha por la libertad de expresión.
 

8.- Les Misérables (Dir: Ladj Li)

Ganadora en Cannes 2019, Les Misérables contagia la autenticidad de un documental con la emoción que genera una cinta de ficción. El poderoso final y la constante crítica a la descomposición social empata con el cine de Spike Lee (Do The Right Thing, 1989), uniéndose al zeitgeist cinematográfico que componen cintas recientes como Parasite, Knives Out, Us, Mano de Obra o incluso hasta Joker: todas estas películas ven el encontronazo de clases como resultado inevitable de un sistema que no parece tener la menor intención de incluir a los más pobres, a los migrantes, a los Jean Valjean modernos que siguen robando panes, o leones, o drones.

7.- Ya no Estoy Aquí (Dir: Fernando Frías)

Con una gran combinación entre música, imagen y ritmo, Frías y Treviño nos contagian la nostalgia y melancolía que le produce a Ulises estar lejos de sus amigos y de su música. Estamos frente a una película sobre migración que cuenta la historia inversa: el drama no es el camino a los Estados Unidos, el drama es no poder regresar, es la pérdida de identidad.

6.- Richard Jewell (Dir: Clint Eastwood)

Con toda habilidad para la narrativa (aunque no sin algunos problemas de continuidad), Eastwood logra armar un relato sumamente emotivo, emocionante, por momentos incluso encabronante sobre un hombre común, el clásico gringo de cepa que a pesar de todo. hace su trabajo y salva gente. Eastwood habla, pues, de esa norteamérica profunda, de aquellos que votaron por Trump y que seguramente lo harán de nuevo, justo porque descartarlos es un error.

5.- Beastie Boys Story (Dir: Spike Jonze)

Pocos filmes tan honestos en este 2020 como este documental dirigido por Spike Jonze y “actuado” por los miembros restantes de los Beastie Boys. Este memorioso viaje de primera mano en la historia de una de las bandas más influyentes en el mundo del rap se transforma, al final, en un reclamo por el derecho a cambiar. Si, los Beastie eran un grupo de adolescentes misóginos y desmadrosos que conforme pasó el tiempo se convirtieron en brillantes músicos y mejores seres humanos. Se vale evolucionar. Se vale cambiar.

4.- The Vast of Night (Dir: Andrew Patterson)

Siempre emociona y sorprende cuando un debutante demuestra gran habilidad en el juego de hacer cine. Andrew Patterson emociona con su ópera prima, The Vast of Night justo porque demuestra gran habilidad en la creación de atmósferas, el uso de los espacios, el encuadre, y la economía de recursos para contar una historia con sabor retro pero que a la vez se vuelve contemporánea. Otro autor en ciernes al que no hay que perderle la pista.

3.- J’ Accuse (Dir: Roman Polanski)

Polanski dirige con pulso maestro este fascinante thriller procedural que va de menos a más, a fuego lento, con un Dujardin extraordinario en el papel de este hombre de convicciones claras e imbatibles. El enfoque que Polanski da a la historia no deja de ser osado: no importan las creencias individuales -parece decir Polanski-,  son las instituciones y los gobiernos los que deben mantenerse neutrales, justos y fieles a la verdad. Lo demás, es la prisión mental de cada individuo.
 

2.- The Invisible Man (Dir: Leigh Whannell)

Escrita y dirigida por el cineasta australiano Leigh Whannell, El Hombre Invisible es una extraordinaria metáfora sobre las relaciones destructivas. El cine de terror se transmuta a los horrores que denuncian las mujeres del #MeToo. El peor monstruo posible puede ser aquel que duerme contigo todas las noches. No se trata de una película de denuncia, ni tampoco es una película regañona o de “mensaje”. Se trata de un notable ejercicio de cinematografía, que por momentos tiene una vibra de clásico cine ochentero. Leigh Whannell demuestra una vez más que es un cineasta de grandes recursos, un autor al que no hay que perderle la pista.

1.- Uncut Gems (Dir: Benny & Josh Safdie)

Gracias a Paul Thomas Anderson sabíamos que Adam Sandler es en realidad un gran actor. La sorpresa es verlo en ese registro, en ese ritmo, capaz de provocar empatía mediante un personaje por momentos repugnante como lo es Howard Ratner (Sandler). La tensión va subiendo de nivel a cada minuto que pasa y al final, sólo queremos ver ganar a Ratner, pero la realidad, claro, se impone. Los hermanos Safdie saben crear intensos viajes en su cine, y hasta el momento este ha sido sin duda el mejor.
 

Comentarios