Visita de AMLO a EU, un triunfo para diplomacia mexicana: analistas

El encuentro de ayer entre los mandatarios de México, Andrés Manuel López Obrador, y Estados Unidos, Donald Trump, fue resaltado por analistas e internacionalistas como positivo y un triunfo para la diplomacia nacional; sin embargo, algunos señalaron los claroscuros de esta primera reunión.

Visita de AMLO a EU, un triunfo para diplomacia mexicana: analistas
Miembros de grupos de defensa de migrantes se manifestaron ayer contra las políticas en la materia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Foto: GUILLERMO ARIAS. AFP
Nación 09/07/2020 03:23 Actualizada 06:00

El encuentro de ayer entre los mandatarios de México, Andrés Manuel López Obrador, y Estados Unidos, Donald Trump, fue resaltado por analistas e internacionalistas como positivo y un triunfo para la diplomacia nacional; sin embargo, algunos señalaron los claroscuros de esta primera reunión.

El exlíder de la Cámara de Diputados y exembajador de México ante las Naciones Unidas, Porfirio Muñoz Ledo, calificó la visita del Jefe del Ejecutivo federal y su discurso en la Casa Blanca como una proeza diplomática y que el tabasqueño se volvió a poner la Banda Presidencial.

En entrevista, el funcionario afirmó que en su discurso Trump no dijo lo que piensa, sino lo que debe decir; en cambio, López Obrador expresó exactamente lo que cree.

Para el diplomático e internacionalista Enrique Berruga, ante una personalidad tan volátil como la del presidente del país anfitrión, la estrategia escogida por el gobierno federal ha sido la de jugar judo con él, evitando el karate, y el otro es experto. Consideró que habrá que observar las reacciones de otros poderes y sectores de ese país.

Resaltó tres ausencias que deberán cultivarse: los congresistas demócratas, los representantes de las comunidades mexicanas y el empresariado de Estados Unidos.

A su vez, Arturo Sarukhán, exembajador de México en aquella nación, mencionó que la primera parte de la visita de trabajo de López Obrador transcurrió marcada por claroscuros: por un lado, decidió equiparar el respeto que Trump evidentemente le tiene a él, con el que tiene a los connacionales, “y no son lo mismo”.

Explicó que la decisión de la Cancillería de que el Titular del Ejecutivo federal depositara ayer una ofrenda floral en el Monumento a Lincoln fue un mensaje sutil y atinado en diversos sentidos, como reconocer a un presidente que se opuso a la invasión y guerra con México en 1846, así como ir a un lugar emblemático en la lucha por los derechos civiles, como ahora del movimiento Black Lives Matter.

El periodista León Krauze criticó el elogio de López Obrador hacia su homólogo y dijo que dejó pasar la oportunidad de exhibir la política inadmisible del estadounidense contra los connacionales.

Por años, destacó, se dedicó a denunciar la política nativista de Trump candidato y a evidenciar la debilidad del gobierno anterior frente a él: “Conoce, como pocos políticos mexicanos, el daño profundo que ha hecho a las comunidades mexicanas en Estados Unidos, y hoy prefirió el elogio”.

La internacionalista Solange Márquez resaltó que ambos líderes le hablaron a sus propias audiencias en discursos conciliadores, en los que se halagaron uno al otro.

A diferencia de lo que algunos esperaban, señaló, no hubo afrenta directa en el discurso de Donald Trump; no obstante, añadió, el mensaje del Mandatario federal fue algo distinto a lo esperado.

Asimismo, consideró que las múltiples muestras de agradecimiento cayeron en un exceso, especialmente cuando Donald Trump enfatizó que ha tratado a México con “cordialidad y respeto” y que nunca ha habido imposiciones de su parte.

Por su parte, la internacionalista Susana Chacón subrayó la urgencia de retomar las cumbres trilaterales que se dieron a partir de 1994, ante la ausencia del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

“Urge no caer ni aceptar dos bilaterales. Por el interés nacional mexicano, Canadá nos puede apoyar. Donald Trump ha buscado lo contrario desde que llegó a la Casa Blanca, espera dividirnos y separarnos”, manifestó.

Para el analista político Leonardo Curzio, el discurso del Presidente en Washington fue correcto y canónico. Un mensaje igual que el perfilado por los gobiernos anteriores, desde el exmandatario Salinas de Gortari hasta el actual, que apuesta por encontrar el futuro económico del país en Norteamérica.

Por último, el especialista mencionó que al expresidente Vicente Fox lo acusaban de olvidarse de Latinoamérica, pero un líder tan popular ha conseguido que sus bases hoy aplaudan la defensa del espacio comercial de la región al que en décadas previas denunciaban por todos los males, lo que no es cosa menor. Redacción

Comentarios