Reconocen labor de cuerpos de Protección Civil y rescatistas en sismos de septiembre

El presidente del Senado, Ernesto Cordero, se pronuncia por abatir la corrupción en el otorgamiento de permisos de construcción; considera que en septiembre pasado fue una de las causas del derrumbe de edificios y escuelas particulares, en la ciudad de México
Grandeza Mexicana
10/07/2018
13:30
Yael Zárate
-A +A

La senadora Marcela Guerra, del PRI, reconoció la labor de los cuerpos de Protección Civil y rescatistas durante la jornada de rescate del terremoto que cimbró al país el pasado 19 de septiembre.

En presencia de la brigada de rescate conocida como Topos, la también presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores señaló que México se ha convertido en un país resiliente y que es un hecho que los temblores, tanto de 1985, como el del año pasado, han cambiado la forma de vivir de los mexicanos.

En la presentación de su libro "La grandeza mexicana", Marcela Guerra aseguró que, la cooperación de los países en las labores de rescate fueron de gran importancia para la sociedad civil.

"Además de brindarle un merecido homenaje a nuestra sociedad, con este libro también hemos buscado promover un testimonio de la amistad que une a México y a los mexicanos con el resto de países de la orbe", expuso.

Manifestó que la respuesta inmediata de países aliados fue una muestra de la cooperación internacional. 

Por su parte, el presidente de la mesa directiva del Senado, Ernesto Cordero, declaró que México ha avanzado y que es un mejor país de lo que era en el 85.

Sin embargo, considera que la opinión pública es injusta con el gobierno de aquella época.

"Fue gracias al Ejército y a la Marina de aquella época que salimos adelante [...] siempre estuvo la Armada de México apoyando y ayudando", indicó Cordero.

Sobre el terremoto del año pasado, el senador acusó que los edificios que se colapsaron no debían estar en funciones, y agregó que esas construcciones son "la prueba viva de la corrupción". 

"Eran casas que les levantaron tres o cuatro pisos para hacerlas escuelas -en alusión al Colegio Rébsamen en el cual fallecieron 32 niños- y nadie ha asumido la responsabilidad de esto".

Al evento acudieron los embajadores de Israel, Jonathan Peled; Pakistán, Tasawar Khan; Chile, Domingo Arteaga, y Costa de Marfil, Djérou Robert Ly.

Los mexicanos aprendimos la lección: Ernesto Cordero

El presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo, se pronunció por abatir la corrupción en el otorgamiento de permisos de construcción, y consideró que en septiembre pasado fue una de las causas del derrumbe de edificios y escuelas particulares, en la ciudad de México. 

En la presentación del libro fotográfico del terremoto de septiembre último, "La grandeza mexicana,  el espíritu contra la adversidad", el legislador reconoció la fortaleza del Estado, que en 1985 y 2017, fue la base sobre la cual se organizó la sociedad civil en el rescate y auxilio de personas.  

"Sería imposible pensar que una sociedad se autoorganizara para enfrentar una catástrofe, como la que fue en el 85, sin la presencia fuerte de un Estado --expresó el legislador, quiera era adolescente, entonces--, y yo creo que se  se ha sido injusto con el presidente Miguel de la Madrid y su gobierno, que afrontó la situación como se pudo".

Los mexicanos aprendimos la lección y años después, décadas después, en un sismo muy parecido y de la misma potencia, hubo un número de fallecimientos, todos muy lamentables, todos muy tristes, pero en orden de dimensión, tres veces menor al que sucedió en 1985, explicó ante embajadores y grupos civiles de rescate.

Junto con los embajadores de Israel, Paquistán, Costa de Marfil y Chile, así como de las senadoras Marcela Guerra Castillo (PRI) y Laura Rojas (PAN), el presidente del Senado reconoció la solidaridad de la sociedad mexicana en ambos terremotos, que fue ejemplo ante el mundo de la respuesta de la gente en un desastre.

El presidente de la Fundación Imagen de México, Agustín Barrios Gómez, saludó la acción de los grupos de rescate que junto con la sociedad civil, tanto en 1985, como en 2017, acudieron a riesgo de sus vidas en auxilio de la gente que estaba atrapada en los escombros de edificios caídos.

Con información de JUAN ARVIZU ARRIOJA, ARIADNA GARCIA Y ALEJANDRA HERRERA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS