Prensa debe defenderse de ataques: Krauze

En el foro "Desafíos a la Libertad en el siglo XXI", organizada por la Fundación Internacional para la Libertad, el historiador también refirió que cuando el presidente emite frases injuriosas, actúa de forma contraria a la tolerancia

Prensa debe defenderse de ataques: Enrique Krauze
Foto: Especial
Nación 26/05/2019 15:58 Teresa Moreno Actualizada 16:13
Guardando favorito...

Si un periodista o un intelectual es objeto de ataques, debe defenderse con las armas de la libertad, dijo el historiador Enrique Krauze; mientras que el presidente de la república debe exhibir el "más alto grado de tolerancia" respecto a la crítica.

"Debemos acatar todos los que tenemos una función o visibilidad pública: si un periodista o intelectual es objeto de ataques, adelante: a defenderse con las armas de la libertad. Si un político es objeto de críticas y este es el Presidente de la República, de acuerdo con la jurisprudencia refrendada en México (por la Suprema Corte de Justicia de la Nación) tiene que exhibir la más alta tolerancia con respecto a la crítica", dijo.

El historiador se refirió de manera indirecta a la publicación este fin de semana de una lista de periodistas que habrían recibido recursos públicos para publicidad oficial durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Durante la primera mesa del foro "Desafíos a la Libertad en el siglo XXI", organizada por la Fundación Internacional para la Libertad la cual es presidida por el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, pidió que en las conferencias de prensa matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador "tengan un tono y presencia efectíva de diálogo auténtico y pluralidad" entre quienes acuden, así como una representación plural de la prensa mexicana en ellas, pero también que haya "la más absoluta transparencia" en la relación económica entre la prensa y el poder.

"Tiene que haber una representación plural de la prensa mexicana en ellas. Debe de haber la más absoluta y total transparencia en la relación económica de los medios de comunicación con el poder, hasta este instante y mes a mes. Es algo que la sociedad exige y los medios están obligados a presentar a la sociedad, pero el gobierno también debe transparentar", dijo.

Recordó que durante la presidencia de Luis Echeverría Álvarez, el gobierno federal encabezó el "golpe de Estado" contra el periódico Excélsior, el cual empezó con la distribución de un folleto elaborado por la propia administración, para "desprestigio y deshonra" de la obra del investigador, Daniel Cossío Villegas. Los periodistas, dijo, en lugar de dejarse intimidar crearon más medios de comunicación independientes.

"El golpe de Estado acabó con Excélsior y después, propició la libertad de expresión. En vez de dejarse intimidar, los periodistas mexicanos respondieron fundando instituciones independientes que defienden y ejercen la libertad de expresión", dijo.

Calificó de "inusitado" que el Presidente de la República se refiera a la prensa como, "el hampa periodística", y dijo que si el presidente emite desde el mayor estrado, "frases injuriosas contra personas, instituciones o medios eso es un megáfono que llega a la sociedad y se multiplica exponencialmente en las redes sociales lo cual es lo contrario al precepto de tolerancia que las leyes nos han dictado".

Durante la segunda mesa de esta jornada, que se celebra en el Paraninfo Enrique Díaz de León, de la Universidad de Guadalajara,el columnista de EL UNIVERSAL Guillermo Sheridan señaló que, "La única ruta que podemos seguir es la democracia", aunque esta "produce desilusiones, resentimientos y dolores, cómo no nos iba a producir en la democracia, ese nivel de torpeza, vanagloria estúpida de seguir propiciando la desigualdad y el racismo en nuestro propio país".

Consideró que desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder ha habido una "temprana desilusión" con lo que está sucediendo y que esta desilusión es grande ante una persona que puede declarar que México tiene depósitos de grandeza moral.

"Supusieron que la grandeza moral de su patria estaba por encima de otros, ante una cosa así, mi reacción es una especie de desilusión temprana porque no es un juicio temerario sino un aviso intimidatorio que un presidente pueda decir con toda seguridad y aplomo que no es lo mismo la justicia que la ley, no se puede suponer que la justicia está por encima de la ley".

José Woldenberg, investigador y fundador del Instituto Federal Electoral (IFE), se dijo preocupado de que se pueda perder lo que la sociedad ha ganado, "en términos democratizadores" y vio un discurso de "claros tintes autoritarios" por parte del mandatario al señalar que su discurso, "no responde a los argumentos con argumentos sino con descalificaciones".

Ante este discurso, dijo, "es imposible construir un espacio de deliberación medianamente racional. Me preocupa el desprecio a la sociedad civil, las formulaciones de la justicia por encima de la ley, la ley cristaliza una idea de justicia pero a estas alturas del siglo XXI todos deberíamos estar comprometidos, en primer lugar el presidente, en cumplir con la constitución y la ley porque si no, entramos al mundo de la discrecionalidad y el capricho",  dijo.

"(Me preocupa) el trato que se les da a los órganos autónomos, a todos se les recortó el presupuesto, y algo querrá decir esto. La relación con el poder judicial, los super delegados y el poco aprecio por las instituciones y su funcionalidad que ya empieza a dar algunos resultados bastante preocupantes", señaló.

Héctor Aguilar Camín sostuvo que a la generación de jóvenes que participó en el Movimiento Estudiantil de 1968, construyó una idea de democracia que "iba a resolverlo todo, y concedimos que todo lo demás vendría por añadidura". Dijo que la democracia por sí misma no sirve para que un país crezca y que lo que se necesita para que haya este crecimiento es inversión. La democracia es sólo un factor de la necesaria modernización del país.

Alertó que el país está ante "ciertos cambios irreversibles" que podrían permitir, "hablar de un proceso de destrucción de la democracia mediante procedimientos democráticos". 

"Hemos llegado democráticamente a un proceso que me parece amenazante.Tenemos en México a un presidente increíblemente popular que ha concentrado el poder como no lo había hecho, democráticamente, ningún otro presidente desde Porfirio Díaz y cuyo proyecto es centralizar el poder, sustituir la estructura del poder institucional en México y construir una paralela... típicamente con los súper delegados que va a mandar a los estados. Suma a eso la nueva estrategia anti-seguridad que implica entregarle al ejército una presencia, responsabilidad y fuerza, aterrizaje regional que no hemos visto en nuestra generación", dijo.

"Está el gobierno clientelar, que no cree en el Estado, que no cree que sean los programas del Estado quienes deban tener relación con los ciudadanos, sino que los ciudadanos sepan que el dinero viene del presidente. Estamos en manos de un gobernante que está tratando de construir una larga hegemonía política. No estoy diciendo que quiera reelegirse, sino que su diseño fundamental es de una larga hegemonía, que se parece a la hegemonía del PRI. Es un proyecto ambicioso y muy bien planteado, sin prácticamente ningún contrapeso. Es un presidente con un poder enorme".

Para Ana Laura Margoli, uno de los aspectos más preocupantes es, "la descalificación entre chairos y fifís que inmediatamente inhibe cualquier deliberación inteligente sobre estos graves problemas que vivimos".
"Si es por el interlocutor y no por la idea, si es a la persona y no lo que está diciendo, se acabó el proceso de deliberación. Veo un sentido de emergencia. No estamos ante un país en unas condiciones normales", dijo.

jabf

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes