Marcos Chávez
Abogado especialista en juicios laborales, Marcos Chávez. Fotografía: YADIN XOLALPA. EL UNIVERSAL

“Aún no hay aumento de empleos”

28/02/2019
04:44
Diana Lastiri
-A +A
Corrupción en juntas de conciliación son responsabilidad de servidores públicos y de litigantes, afirma

[email protected]

Con la aplicación de la reforma laboral no sólo las autoridades enfrentarán grandes retos, los abogados especializados en esta materia también deberán prepararse para la nueva dinámica.

Marcos Chávez, abogado especialista en juicios laborales, con 35 años de experiencia, dijo a EL UNIVERSAL que la reforma laboral implica una nueva libertad sindical que hace mucho tiempo no existía en México.

Reconoció que en las juntas de conciliación y arbitraje, que aún administran los poderes ejecutivos locales y federal, persisten grandes niveles de corrupción que no son sólo responsabilidad de los servidores públicos, sino de los mismos litigantes que forman parte del círculo.

¿Cómo percibe la situación del empleo en México?

—La Cuarta Transformación está impactando a los trabajadores al servicio del gobierno federal y de la capital.

Hay preocupación de ver reducidos los ingresos, esto ha provocado incertidumbre e inquietud en el sector público, mientras que en el privado se generaron alarmas por la pérdida de proyectos como el NAIM.

Muchos se quedaron sin trabajo, así que aún no se ve el aumento de oportunidades laborales. Se está dejando a las fuerzas sindicales el mantenimiento del estatus laboral y las conquistas en esa materia, cosa que desde hace tiempo no se veía.

¿Le llegaron casos de burócratas afectados por este cambio?

—Representamos a casi 200 trabajadores, por procesos de separación o reducción de sus condiciones. Son de la capital, del área de salud, de los órganos jurisdiccionales, la junta local. A nivel federal son de secretarías de Estado y de la banca nacional.

¿Qué se debe saber acerca de la reforma laboral?

—Habrá más transparencia, una transformación en la representatividad, la libertad sindical, la del trabajador de afiliarse a la organización que quiera, la pluralidad de sindicatos en una misma empresa. Las juntas pertenecen al Poder Ejecutivo, con la reforma se generará una transferencia de la responsabilidad de la impartición de justicia. Lo que se busca es abatir rezagos, profesionalizar funciones de los jueces, ya no van a ser puestos simplemente políticos.

¿Qué obstáculos representa esto para la impartición de justicia?

—Lo más complicado es el proceso de transición, porque los litigios que hoy existen, que son miles, tendrían que ser resueltos por las juntas de conciliación y arbitraje y, al mismo tiempo, deberán existir los nuevos tribunales laborales pertenecientes al Poder Judicial.

La Cuarta Transformación implementó esquemas de reducción de plazas en modalidades de honorarios y servicios de outsourcing. La Junta Local de Conciliación y Arbitraje tenía aproximadamente 100 trabajadores administrativos por honorarios y con el inicio de este sexenio sus contratos concluyeron, así que ven mermada su capacidad de atención a los temas de justicia laboral.

¿Cuáles son las desventajas de la reforma laboral?

—La desventaja es para el empresario porque ya no vamos a ser tan competitivos en el sentido de que en México se pagaban los salarios que se querían pagar y no pasaba nada.

¿Existe corrupción en las juntas de conciliación?

—Sí, hay un nivel importante de corrupción que tristemente está alimentado por el gremio de abogados, no es un problema de un solo lado de la moneda.

¿Se debe eliminar el outsourcing del México?

—Se abusó de esta figura, muchos empresarios encontraron la oportunidad de aprovecharla para beneficios fiscales, laborales, contables.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios