Jóvenes no creen en la democracia: UNAM

Una encuesta señala que 90% de alumnos de la Universidad y su sistema incorporado piensan que los representantes son deshonestos, y 9 de 10 dicen que el gobierno no los escucha

Jóvenes no creen en la democracia: UNAM
El sector que está entre los 18 y los 34 años representa 40% de la lista nominal. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 27/06/2018 02:56 Mariluz Roldán Actualizada 03:50

Para 90% de los jóvenes, los políticos en México son deshonestos y nueve de cada 10 no sienten que su opinión sea considerada por el gobierno a la hora de tomar decisiones, señala una encuesta realizada a alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En la encuesta de la Universidad, a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, participaron 500 de sus estudiantes de bachillerato y licenciatura del Sistema Incorporado, así como alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades, de la Escuela Nacional Preparatoria. El ejercicio indica que 82% de los participantes dijo no creer en el sistema democrático de México.

Según los datos que muestra la UNAM, es probable que el desencanto de integrantes de ese sector con la política se deba a que sienten que su opinión no se toma en cuenta o se considera poco a la hora de tomar decisiones por los partidos políticos (68%), los gobiernos federal (90.5%) y estatal (95%), ni por los diputados y senadores (91.5%).

A ello se suma que seis de cada 10 de los alumnos no se siente con libertad de poder participar en la política y que para 53% de ellos el sistema democrático del país funciona muy mal; 29% consideró que está mal; 10%, regular, y solamente 7% dijo que está bien. En otros temas, 74% calificó de muy mala la honestidad de los políticos, 16%, mala; 33%, regular y 4%, bien.

La encuesta se aplicó durante el Encuentro de Jóvenes El México que los jóvenes SÍ queremos tener, que se realizó el 22 de mayo en el Centro de Exposiciones y Congresos para conmemorar el Día de Estudiante, en honor a quienes en 1929 exigieron la autonomía universitaria.

En ese encuentro los participantes, provenientes de 25 entidades reflexionaron en mesas de debate sobre el rumbo del México en el que vivirán la próxima década.

Una de las temáticas que más les preocupa a los estudiantes es la violencia en el país. En medio del proceso electoral, 70 de cada 100 de los estudiantes que participaron en el ejercicio consideraron que los jóvenes son apáticos; una cifra similar señaló que no tienen interés en la política; 68% que son poco participativos y 75% que se informan muy poco sobre los asuntos públicos del país.

La Universidad destacó que las respuestas son relevantes porque el próximo domingo el sector que está entre los 18 y los 34 años representa 40% de la lista nominal para las elecciones presidenciales, es decir, más de 35 millones de votos.

Un tercio de los participantes en la encuesta expresó que el aumento en la inseguridad se debe a que los jóvenes se unen al crimen organizado, mientras otro tercio estuvo parcialmente de acuerdo con esa postura. El 44% justificó que se unan a la delincuencia porque no encontraron mejores opciones para desarrollarse, mientras que el resto señaló estar parcialmente de acuerdo o en desacuerdo.

En el mismo eje, para ocho de cada 10 de los encuestados la seguridad en México está muy mal o mal, mientras que sólo 1% dijo que la impartición de justicia está bien y 14% que la consideró regular.

Otro factor fundamental para ese sector de la población es la situación económica que se vive en la República. En ese rubro, cuatro de cada 100 dijo que está bien, en contraste con 56% que expresó que está muy mal; 28%, mal, y 11%, regular.

Dos tercios de los alumnos que participaron señaló que la libertad de expresión a nivel nacional está bien, dato que contrasta con 65% que indicó que la libertad de prensa está muy mal o mal.

Respecto a sus oportunidades de desarrollo, ocho de cada 10 ve deficiencias serias en el sistema educativo; sin embargo, 39% consideró que las herramientas que le brinda la escuela o universidad son buenas para enfrentar los retos de la vida. Otro obstáculo que encaran es elegir su profesión, puesto que 80% de los estudiantes se quejó de tener poca  libertad para decidir sobre ese tema y, en la misma línea, 76% calificó de muy mala o mala la igualdad de oportunidades para conseguir empleo.

Mala comunicación en la escuela

En su entorno cercano, 68% de los consultados dijo que la libertad de expresión en su escuela está muy mal o mal, pero con su familia cinco de cada 10 sí tiene confianza para manifestar sus ideas y también 69% siente que sus padres y hermanos lo toman en cuenta en las decisiones, igual que en el plantel en el que estudian (57%), pero 59% señaló que no se considera su opinión en su comunidad.

La encuesta fue realizada por la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios de la UNAM y para la realización del foro en el que se aplicó la encuesta, la Universidad convocó a sus alumnos a entregar una reflexión sobre la manera en la que pueden incidir en las problemáticas nacionales, con el objetivo de construir una plataforma de análisis en la que puedan desarrollar propuestas.

Los alumnos elaboraron ensayos sobre cinco ejes temáticos: el primero incluyó educación, cultura, ciencia y tecnología; el segundo, medio ambiente y desarrollo sustentable; el tercero, migración y movilidad; el cuarto, combate a la pobreza e igualdad de oportunidades, y el quinto, inclusión, equidad y justicia.

Los participantes se reunieron en grupos en los que analizaron los ensayos y elaboraron propuestas. Sobre educación, cultura, ciencia y tecnología plantearon que se organicen talleres deportivos y artísticos; ampliar la inversión académica a un mínimo de 6.6% del Producto Interno Bruto; ampliar la enseñanza de idiomas; ofrecer educación política en las escuelas y usar redes sociales para difundir cultura.

En los temas de migración y movilidad algunos de los planteamientos fueron que se integren grupos de jóvenes para impartir talleres de autoempleo y derechos humanos, crear comunidades de apoyo temporal, trabajar en espacios de reinserción de migrantes y regular a los indocumentados.

Para combatir la pobreza y que haya igualdad de oportunidades propusieron crear consejos de seguridad local, aumentar los salarios y condicionar el empleo a la rendición de cuentas; reducir la permanencia en la Cámara de Diputados (no reelección); eliminar los bonos innecesarios y exigir carrera universitaria para ocupar cualquier cargo público.

También plantearon crear albergues que fomenten el trabajo y la educación; incentivar el consumo de productos mexicanos, garantizar la seguridad social a personas con bajos recursos; crear microempresas en las que se aprovechen los recursos geográficos e impulsar una Red Nacional de Voluntarios, entre otros.

Respecto a la inclusión, equidad y justicia hicieron un llamado a difundir campañas contra la violencia y de alfabetización moral, garantizar educación sexual a nivel primaria y de orientación sexual para secundaria, así como crear caravanas que brinden atención a quienes han sufrido de  violencia intrafamiliar y fomentar la cultura de la denuncia.

Respecto a medio ambiente y desarrollo sustentable propusieron que se establezca prohibir la tala de árboles de Navidad, fomentar la creación de azoteas verdes y , penalizar el maltrato a animales, entre otras.

Comentarios