Rechaza AMLO intervención en casos de madre de Lozoya y Romero Deschamps

Sin embargo aseguró que no habrá impunidad, debido a que “será difícil que por corrupción, por influyentismo, se deje de castigar a un delincuente”

AMLO 26 de julio
Foto: Carlos Mejía / EL UNIVERSAL
Nación 26/07/2019 09:07 Pedro Villa y Caña y Astrid Rivera Ciudad de México Actualizada 09:07
Guardando favorito...

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en los amparos que han tramitado la madre de Emilio Lozoya, Gilda Austin -acusada en el caso de Odebrecht- y el líder petrolero Carlos Romero Deschamps no ha intervenido, puesto que es algo que corresponde al Poder Judicial, sin embargo aseguró que no habrá impunidad, debido a que “será difícil que por corrupción, por influyentismo, se deje de castigar a un delincuente”.

“Hay que aclarar de que puede haber suspensiones provisionales, pero no va haber impunidad, son juicios, procedimientos que hay que acatarlos. Tenemos que ser respetuosos al derecho al amparo, pero sin quedarnos callados, porque si antes se podía dar un amparo y nadie lo sabia, ahora no , y aquí vamos a estarle dando seguimiento a estos asuntos. El poder judicial tiene independencia, pero no es una isla.

“Hay procedimiento legales que se tiene  que respetar, ellos mismos tienen que trabajar con apego a la ley, a los procedimientos, sin embargo tiene que haber justicia y eso es lo que se les está pidiendo en el caso de manera respetuosa”.
Indicó que ambos casos corresponde a la Fiscalía General de la República (FGR), “quien está haciendo lo propio, es un juicio, no hay nada definitivo, se va a continuar, pero no me preocupo porque va estar muy difícil  que por corrupción, por influyentismo, se deje de castigar a un delincuente”.

“Va a ser muy difícil para los jueces, para las autoridades, porque ya hay un ambiente distinto, ya no se soporta el que haya injusticias, y además no vamos a tolerar ninguna injusticia, ningún acto ilegal, es más no se acepta lo que se presume que es una inmoralidad, esto que sucede que es legal, pero no es moral”.

Ayer jueves el juez Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México concedió una suspensión provisional a Gilda Margarita Austin y Solís, madre de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), quien fue detenida el pasado martes en la isla de Juist, al norte de Alemania.

De ser extraditada a México, la medida concedida por el juez impide a la FGR que a su llegada al país ejecute la orden de aprehensión que tiene contra ella por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, derivada de la investigación del caso Odebrecht.

En tanto en el caso de Carlos Romero Deschamps, un juez federal en el Estado de México frenó indefinidamente su posible detención. En el amparo, el juez concedió la suspensión provisional e impuso al líder petrolero el pago de una garantía de 20 mil pesos.

cg

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios