Menor relata a funcionaria de la ONU que Los Zetas lo enseñaron a desmembrar cuerpos
Foto: @Mx_Diputados

Menor relata a funcionaria de la ONU que Zetas lo enseñaron a desmembrar cuerpos

26/02/2020
18:29
Horacio Jiménez y Carina García
México
-A +A
La representante de la Oficina de las Naciones Unidas en El Salvador, Érika Aguirre de Rusconi, señaló que los niños son dados a organizaciones criminales como pago de grupos de migrantes que intentan llegar a Estados Unidos

La representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONODC) en El Salvador, Érika Aguirre de Rusconi, narró el caso de un menor migrante centroamericano que a su paso por México, fue entregado al grupo criminal de Los Zetas como pago de todo el conjunto de migrantes que intentaba llegar a Estados Unidos.

Al participar en el III Foro Regional Interparlamentario, sobre Seguridad en el Triángulo Norte de América Central y México en la Cámara de Diputados, describió que ella misma entrevistó al menor, quien le contó que primero fue obligado a ser enterrador de cadáveres, después a desmembrarlos y después a echarles ácido.

"Me decía: ´Es que las primeras veces sólo me enseñaban a desmembrar, paso número dos, cuando me dejaron la segunda vez en el segundo intento, me enseñaron a desmembrarlo, a enterrarlo y prepararlo para el ácido y en la tercera vez, me enseñaron ya Los Zetas a echarles el ácido y a deshacer completamente el cadáver´”.

También lee: Por narco, México padece epidemia de muertes: DEA

La funcionaria de la ONU en su país natal, El Salvador, reveló esto ante un cuestionamiento sobre el tráfico de migrantes y ella explicó que los familiares que se encuentran fuera del país de origen les envían dinero a sus paisanos quienes contratan a los polleros o coyotes para que lleven al niño con sus familiares en Estados Unidos.

Pero muchas veces las bandas criminales se aprovechan del menor y lo venden para obtener un lucro.

“Familiares que se encuentran fuera de los países de origen, piden que les manden el dinero a los familiares y estas familia le paga al coyote para que sea transportado el niño o niña o adolescente y cuando llega a una parte de su trayectoria es vendido para tener un lucro para la organización”, explicó Érika Aguirre de Rusconi.

Aguirre de Rusconi describió que este caso pasó de ser tráfico de personas a trata de personas, en donde los padres o acompañantes les pagan a los coyotes para que lleven al niño a Estados Unidos, pero al final es vendido, y recuerda que hay estudios que cobran hasta mil dólares por persona para integrarlos a la Unión Americana.

También lee: Una tarea que ni Hércules tuvo

“Conocí en uno de los casos que se convirtió en ser tráfico a ser trata de personas y empieza un caso de tráfico, en donde los padres le pagan a los coyotes para que lleven a un niño a Estados Unidos y en el trayecto es vendido el niño a los Zetas y Los Zetas lo toman como pago de todo el grupo porque cada migrante dicen algunos de los estudios que están pagando mil dólares por persona, entonces este niño queda en pago por todo el grupo de personas que iban migrando y este niño es obligado por los Zetas a ser enterrador de los cadáveres que se estaban dando en la zona”, describió.

Con la venta de este menor, Aguirre de Rusconi cuestionó cómo los Estados o países le hacen ´para regresarle la inocencia a este niño después de haber sido vulnerado por las organizaciones criminales o cómo se resarce las violaciones que sufren jovencitas migrantes en su trayecto por distintos países.

“Ahí si nos viene una pregunta: ¿cómo regresamos a la inocencia de este niño después de ser vulnerado por las organizaciones del crimen, cómo los Estados resarcimos un daño de estas personas que van en camino, cómo resarcimos una violación de una de las adolescentes que ha ido en el trayecto, donde posiblemente muchos la han violado, cómo resarcimos el daño y es un ejemplo de los desafíos que los Estados obviamente van a tener para poder desarticular las organizaciones de crimen organizado trasnacional”, cuestionó Aguirre Rusconi.

MAOT

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios