“Están ya construidos los cimientos de la 4T”: Ramírez Aguilar
Eduardo Ramírez Aguilar, Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado. Foto/CORTESÍA

“Están ya construidos los cimientos de la 4T”: Ramírez Aguilar

05/01/2020
02:18
Juan Arvizu Arrioja
-A +A
Asegura que están listos los cambios a 25% de la Constitución; faltan dos prioritarias; además las reformas son las bases del movimiento del Presidente, señala

Los cimientos de la Cuarta Transformación ya están construidos, con reformas a 25% de la Constitución, lo que significa que Morena logró sumar el consenso de las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión, afirma el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar (Morena).

Subraya que el coordinador senatorial morenista, Ricardo Monreal Ávila, tiene pendientes dos cambios comprometidos con el Presidente de la República: derogar la inmunidad procesal, también llamada fuero, e incluir en la Carta Magna los programas sociales.

Realizadas estas reformas, el Ejecutivo federal tendrá completo el cuadro de ajustes a la Constitución, como lo requiere su propuesta de gobierno apoyada por el electorado en las urnas, en julio de 2018. De manera adicional, el trabajo legislativo podría atender proyectos que de manera individual impulsen los 128 senadores.

Con más de 30 artículos constitucionales reformados en el régimen de la Cuarta Transformación, el Senado ha hecho su parte en la expedición de “sólidas reformas radicales y profundas que nos permitan entregar resultados a favor de México”, expresa Ramírez Aguilar, en entrevista en el Senado.

Desde Álvaro Obregón, quien en 1921 promulgó la primera reforma constitucional, Enrique Peña Nieto tiene la marca del mayor número de modificaciones al texto, con 155 artículos.

A cargo de conducir la tarea legislativa de revisión de iniciativas y de minutas (los proyectos que hayan aprobado en San Lázaro, como Cámara de Origen), el senador Ramírez Aguilar asegura que las reformas que ha propuesto el Ejecutivo federal y que han sido objeto de un proceso de enriquecimiento en su contenido, representan ajustes de fondo.

El hecho es que al ganar la coalición Juntos Haremos Historia —Morena, PT, PES—, la Presidencia de la República y la mayoría en el Congreso “no teníamos las herramientas jurídicas, menos constitucionales, para llevar a cabo los objetivos de la Cuarta Transformación”.

El trabajo respectivo ya se ha logrado, salvo los dos temas que están por ser abordados en el Congreso. En la cuestión de inmunidad, que suele llamarse fuero, hay diferendos con la Cámara de Diputados, que se espera resolver. “Ya estamos estableciendo un diálogo con ellos, franco y fraterno”.

Respecto de llevar los programas sociales a nivel constitucional, es una propuesta que anunció el Ejecutivo federal en diciembre y que se esperase enviada próximamente al Congreso.

En el Senado, refirió Ramírez Aguilar, “reformamos el artículo tercero constitucional, con cambios que le dan contexto de pluralidad a las regiones del país; se cancelan las evaluaciones de los maestros y existe preparación académica y cursos permanentes pedagógicos para el magisterio”. Muchos consideran este precepto como totalmente nuevo.

Esta reforma, dice, muestra que “tenemos un Poder Legislativo con sensibilidad y sentido de responsabilidad social, y que además con estas reformas pretendemos que el sureste tenga mayor tranquilidad, como ya ha sido en los últimos meses, desde su promulgación”.

“Tenemos cambios en el Catálogo de Prisión Preventiva Oficiosa, al que se agregó como delitos la corrupción, el fraude electoral, el uso de programas sociales para fines de los partidos políticos”. Cuentan, insiste, como delito grave.

“Están las reformas para combatir la impunidad, en el artículo 22, en materia de extinción de dominio, no sólo de los bienes derivados del narcotráfico, también de la corrupción, y se abren dos vías de acción de la justicia, por parte de la rama penal y de lo civil”.

Desde luego, reporta, “hicimos una gran reforma constitucional en materia de seguridad pública, en la que se modificaron más de diez artículos de la Constitución, en materia de Guardia Nacional”.

Agrega: “Se trata de un modelo de Seguridad Pública que tendrá adiestramiento de las Fuerzas Armadas y, concluidos cinco años será civil; tendrá que enfrentar fenómenos como el robo de hidrocarburos, el narcotráfico y la delincuencia común, todo de lo que adolece México, y que ha impedido que se goce de paz y tranquilidad.

A partir de esta reforma y sus leyes secundarias, en 2020 se va a tener presupuesto, instalaciones, infraestructura, equipamiento y adiestramiento, indica.

“Tenemos muy presente en el Senado que es asignatura pendiente cerrar fuerte en materia de seguridad pública, y mantener la tranquilidad y darle certeza a las familias, que no vivan con miedo”.

Se alcanzó la reforma sobre condonación y exención de impuestos, lo cual queda prohibido, y deja de haber facultades discrecionales al respecto, de modo que “ese sistema de privilegios concluye y se deja la oportunidad al Presidente, en casos de desastre, de poder tener esa atribución, pero a través de una ley secundaria”.

Subraya que lograr en el Senado al menos dos tercios de la votación para que transite una reforma constitucional, “habla del entendimiento, del liderazgo que ha manejado Ricardo Monreal como presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), y que se ha dejado sentir ese cabildeo, ese acuerdo, pensando en favor de México”.

Sostiene que en las reformas a más de 30 artículos de la Constitución “no hemos hecho ningún acuerdo a espaldas del pueblo mexicano, jamas, ni lo pensamos hacer, ni lo vamos hacer”.

Destaca que “las reformas constitucionales son la base del desarrollo de México”, y reconoce que las que han pasado por la dictaminación de la Comisión de Puntos Constitucionales “han sido muchas, más de 30, que han aplicado cambios a casi 25% de la Constitución, como una nueva forma de hacer el quehacer público, de hacer la política, de impartir justicia y del desarrollo social que requiere el país”.

Las reformas del perfil de la Cuarta Transformación “son las bases de lo que fue el movimiento que encabezó el Presidente: acabar con privilegios, reducir sueldos en el servicio público”.

En ese sentido, señala, “puedo resumir que se cumple con la austeridad republicana, con los programas sociales que el Presidente comprometió; se cumple al magisterio y se fortalece a las instituciones de la República, a través de esta rigidez legal, constitucional”.

Todo esto redunda en “tener instituciones fuertes, sólidas; reformas radicales y profundas que nos permitan entregar resultados que seguramente en 2021 va a evaluar la sociedad”.

En el compendio de reformas constitucionales que ha votado el Senado, la Cámara de Diputados y la mayoría de las Legislaturas de los estados, como integrantes del Constituyente Permanente, también figuran cambios en materia de consulta popular y revocación de mandato; sobre personas, pueblos y comunidades afromexicanas, así como paridad de género, señaló el senador Ramírez Aguilar.

Destaca que enseguida de toda reforma constitucional, el Congreso de la Unión debe ocuparse en legislar los ordenamientos secundarios para dar aplicabilidad a las normas, y en ello la Legislatura de la Cámara Alta habrá de ocuparse.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios