Suscríbete

Congreso de la Unión estrenará "chiquillada"

PRI, PRD y PAN caen en el número de curules obtenidas para la 64 Legislatura; Morena , PT y PES tendrán una mayoría simple en la Cámara Baja y el Senado

Nación 23/08/2018 02:21 Horacio Jiménez Actualizada 05:27
Guardando favorito...

[email protected]

El próximo 1 de septiembre arrancarán los trabajos de la 64 Legislatura en el Congreso de la Unión con una nueva chiquillada integrada por el PRI y el PRD.

El PAN queda como segunda fuerza y la coalición Juntos Haremos Historia, que integran Morena, PT y PES, tendrá una mayoría simple en ambas cámaras del Congreso y estará a 26 diputados y 16 senadores de alcanzar la mayoría calificada y poder modificar la Constitución Política por sí solos.

De acuerdo con la votación que obtuvieron los diputados y senadores de mayoría relativa el pasado 1 de julio y la asignación de los legisladores plurinominales que hizo el Instituto Nacional Electoral (INE), de tener la mayoría en ambas Cámaras en la saliente 63 Legislatura, el PRI pasará a ser la quinta fuerza política en la Cámara de Diputados y la tercera en el Senado de la República.

El tricolor bajará de tener 202 diputados federales, entre plurinominales y de mayoría, a sólo 45. En el Senado, el PRI inició la 62 Legislatura (hace seis años) con 52 senadores y este año únicamente tendrá 14 y se convertirán en la tercera fuerza.

En total, el PRI perdió 195 legisladores en el Congreso de la Unión.

El PAN, a pesar de que permanece como la segunda fuerza en ambas cámaras, perdió un importante número de legisladores. Al arrancar la 63 Legislatura tenía 109 diputados federales y ahora solamente tendrá 81 curules blanquiazules.

En el Senado de la República inició hace seis años con 38 legisladores y ahora tendrá sólo 23, es decir, perdió 43 lugares entre diputados federales y senadores.

Otro de los partidos que se vio afectado con la votación del pasado 1 de julio fue el PRD, pues de ser la tercera fuerza en la saliente 63 Legislatura con 61 diputados federales, que le alcanzó incluso para presidir por un año la Mesa Directiva, únicamente tendrá 21 curules federales a partir del próximo 1 de septiembre y será la séptima fuerza en San Lázaro.

En la Cámara Alta, hace seis años el partido del sol azteca también arrancó como la tercera fuerza con 22 legisladores, y este año pasará a ser la quinta fuerza con sólo ocho senadores. En total perdió 54 legisladores en los últimos seis años.

El partido Morena, que postuló al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, fue el más beneficiado con la votación del pasado 1 de julio, pues se convertirá en la primera fuerza política en la Cámara de Diputados, al pasar de tener 35 diputados federales en 2015 a 191 legisladores este próximo 1 de septiembre.

En el Senado de la República, Morena también será la primera fuerza con 55 legisladores de mayoría relativa y plurinominales.

En total, en seis años, Morena ganó 211 legisladores. En la Cámara Alta, en 2012, no había bancada de Morena porque no existía el partido.

En tanto, el Partido del Trabajo (PT) no alcanzó a tener fracción en 2015 debido a que derivado de las elecciones estuvo a punto de perder el registro y sus legisladores se unieron a la bancada del PRD.

Ahora serán la tercera fuerza política en el Palacio Legislativo San Lázaro y tendrán una fracción compuesta por 61 diputados federales.

En la Cámara Alta, hace seis años arrancaron con seis senadores, con lo que apenas les alcanzó para tener a su bancada, ahora también tendrá seis legisladores en el Senado de la República.

Otro de los partidos beneficiados por la alta votación de López Obrador el pasado 1 de julio fue el Partido Encuentro Social (PES), y a pesar de que está en riesgo de no tener bancadas por la pérdida del registro al no alcanzar 3% de votos, 56 candidatos ganaron una diputación por la vía de mayoría relativa y ocho obtuvieron un escaño en la Cámara de Senadores.

En San Lázaro y el Senado serán la cuarta fuerza política.

Con estos números, la coalición Juntos Haremos Historia tendrá 308 diputados federales y 69 senadores en total, y estará a 26 legisladores en San Lázaro y a 16 senadores de tener mayorías calificadas en ambas cámaras para poder modificar la Constitución Política a su libre albedrío.

A Movimiento Ciudadano (MC), le fue bien en la pasada votación, pues será la sexta fuerza política en San Lázaro con 27 diputados y en la que termina alcanzó 25.

En el Senado, en 2012 no alcanzó ningún senador y ahora tendrá bancada con siete legisladores, es decir, ganó nueve escaños en seis años.

El PVEM, pese a ser uno de los partidos con poder en ambas cámaras gracias a su alianza con el PRI, también perdió un importante número de legisladores, pues de ser la cuarta fuerza en San Lázaro con 47 diputados, ahora será la octava con solamente 16 curules.

En el Senado, el Verde Ecologista de México en 2012 también fue la cuarta fuerza con nueve senadores y este año será la octava con sólo seis.

El Partido Nueva Alianza, que perfila a perder su registro por no alcanzar el 3% de votación en cualquiera de las tres elecciones federales, también tendrá una presencia testimonial, pues de tener 11 diputados en 2015, ahora sólo tendrá dos.

Nueva Alianza, en 2012, en el Senado de la República estuvo representado por la hija de la maestra Elba Esther Gordillo Morales, Mónica Arriola, que alcanzó a entrar por la vía plurinominal y en este 2018, también tendrá únicamente un escaño alcanzado por la vía plurinominal.

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos