Extraen tumor en cara de una niña en el IMSS

La menor de edad hubiera perdido la vista sin la operación; grupo de especialistas de Cuernavaca realizan la cirugía
Extraen tumor en cara de una niña en el IMSS
En 2017, la mamá de la niña con el tumor en la cara la llevó al médico, donde un dermatólogo concluyó que se trataba de un pilomatrixoma, un tumor benigno. IMSS
22/10/2018
02:10
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Un tumor que abarcaba casi un tercio de la cara de una niña de un año y seis meses de edad fue removido por especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Morelos.

La tumoración afectaba el párpado izquierdo de la menor, y de haber continuado ahí, se corría el riesgo de que perdiera la vista.

La madre de la niña comentó que en 2017 apareció una lesión en la cara de su hija, pero pensaron que se trataba de un piquete de mosco, como ésta no desaparecía decidieron llevarla al doctor.

El médico de primer contacto envió a la bebé con un dermatólogo, quien concluyó que se trataba de un pilomatrixoma, que es un tumor benigno, y que la única manera de retirarlo era a través de una cirugía.

Israel Estévez Chávez, cirujano plástico del Hospital General Regional número 1, en Cuernavaca, explicó que el pilomatrixoma se deriva de células del pelo y crece lentamente debajo de la piel, con frecuencia en el rostro o en el cuello.

En un inicio se pensó que se trataba de un quiste de inclusión, que generalmente son pequeños y asintomáticos, pero con el paso de las semanas, la lesión era mucho más grande, por lo cual se determinó agilizar la cirugía para retirarlo del rostro de la niña.

En los estudios patológicos de los tejidos de la cara de la paciente se confirmó que el tumor había desaparecido. El siguiente paso era evitar dejar marcas en su rostro con ciertos cuidados para mejorar la cicatrización. A dos meses de la operación, la madre de la menor agradeció a todo el equipo médico que intervino en la cirugía, porque prácticamente reconstruyeron parte del rostro de su hija.

“En más de 10 años de ser derechohabiente siempre he recibido en el Seguro Social una atención de calidad y con un trato humano, que es lo más importante, porque es bonito que te atiendan bien y te escuchen los médicos”, resaltó.

La madre de familia afirmó que de ahora en adelante su hija podrá llevar una vida normal porque no deberá cubrirse la cara para evitar burlas o maltratos, y será capaz de desarrollarse en distintos ámbitos, sobre todo en el social.

“Mi niña ya no se cubre la cara, esta cirugía le dio una segunda oportunidad, ahora tendrá mayor seguridad para desenvolverse sin pena alguna ni con el temor de que se burlen de ella, por eso agradezco al instituto y a todos los médicos que participaron en su cirugía”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS