15 | FEB | 2019
“Disminución es un golpe duro a familias”
Recortar el presupuesto de las estancias infantiles viola los derechos de las madres trabajadoras más pobres, subraya Martín Pérez, director de Redim. YURIDIANA SOSA. EL UNIVERSAL

“Disminución es un golpe duro a familias”

14/02/2019
02:36
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

El recorte a las estancias infantiles de la Secretaría de Bienestar es un golpe a la economía de las familias más necesitadas y a un programa que, a 10 años de su creación, ha sido calificado como exitoso, afirmaron especialistas consultados por EL UNIVERSAL.

Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), lamentó que el presidente Andrés Manuel López Obrador caiga en contradicciones, puesto que una bandera de su gobierno ha sido apoyar a las personas de escasos recursos, y con el recorte al presupuesto de las estancias infantiles está haciendo lo contrario.

“El mensaje del Presidente ha sido: ‘Primero los más pobres’. No hay lógica en recortar un programa que afecta a quienes menos tienen, sin mostrar evidencia de que realmente las estancias infantiles están llenas de corrupción”, aseguró.

Agregó que la reducción de 50% del presupuesto es una violación a los derechos de los niños y de las madres trabajadoras más pobres: “Este recorte se basa en una discriminación, tiene un efecto negativo (...). No hay que olvidar que este programa tiene como objetivo apoyar a las mamás trabajadoras y padres solos de las zonas más pobres del país”.

Para Nelia Tello, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es una irresponsabilidad del gobierno quitar recursos a las estancias infantiles y decir que estos lugares no cuentan con la seguridad necesaria para cuidar a los niños, sin ofrecer una alternativa.

“Si estos sitios son peligrosos, entonces que el gobierno regule, que revise y modifique lo que sea necesario para que los padres de familia tengan la confianza de dejar a sus hijos en las estancias”, subrayó.

La investigadora consideró que darle el dinero de manera directa a los papás no resuelve el problema y no existe un verdadero diálogo con la población afectada por este recorte presupuestal.

“Una estrategia que le funcionó a López Obrador fue que se ofreció a dialogar con la sociedad, proponer una transferencia directa a los padres no es una solución”, indicó.

Los especialistas coincidieron en que no es viable la propuesta de que los abuelos cuiden de los niños.

Nelia Tello expuso que los abuelos pueden dar amor, pero no una formación educativa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios