Compran cubrebocas en la CDMX por moda y no por el coronavirus

Cubrebocas de tela con distintos diseños impresos cada vez se hacen más populares entre los niños y adolescentes, sin embargo, ha sido más por moda que para protegerse del coronavirus

Cubrebocas cada vez se hacen más populares y no por el coronavirus
Cuestan entre 35 y 40 pesos, están hechos de tela y son lavables / Carlos Mejía. EL UNIVERSAL
Nación 01/03/2020 17:34 Teresa Moreno Actualizada 18:14

Ya sea porque el reggaetonero Bad Bunny los lleva en sus conciertos o porque los cantantes de K-Pop los han popularizado, al igual que personajes de series de animación japonesa, lo cierto es que los cubrebocas cada vez se hacen más populares y no tiene nada que ver con el Covid-19, cuenta la señora María Teresa Sosa, comerciante de estos artículos. 

Cuestan entre 35 y 40 pesos, están hechos de tela y son lavables. También tienen imágenes impresas: una sonrisa falsa, una caricatura japonesa o incluso la imagen de un superhéroe. 

Ni se crearon para prevenir enfermedades ni sus usuarios se preocupan por ello, contó la señora. Pero se venden bien. 

"Como que ya me están empezando a pedir el negro así sin nada, pero por lo regular lo compran nada más por la moda. Yo sí les digo que es lavable y que lo pueden usar para el metro y para andar en el transporte pero como que nada más me dicen gracias y ya. Es por pura moda", dijo María Teresa.

Preocupada, la comerciante de 46 años alerta que en su puesto de aretes y collares que tiene en Chapultepec, quienes más le piden los cubrebocas son adolescentes y niños de entre 12 y 15 años; pidió mejorar los hábitos de higiene para evitar la expansión del virus. 

"Esta moda tiene como un año apenas, yo tengo como tres meses vendiéndolos porque me los empezaron a pedir, pero solo querían los de dibujos. A mí me preocupa que la gente está tomando las cosas muy a la ligera cuando puede ser una pandemia y debemos pensar más responsablemente y tener mejores hábitos", dice. 

Para ella, estos hábitos incluyen lavarse las manos frecuentemente. Es por ello que trae dos botes de agua purificada de su casa y se lava las manos varias veces al día puesto que sabe que, por su oficio, está en contacto con muchas personas y recibe dinero. 

Pablo Ezequiel de 14 años de edad, le pidió a su mamá que le comprara un cubrebocas de diseño. Platicó que se compró su cubrebocas a la moda no por temor a contagiarse de alguna enfermedad, sino porque le gustó el diseño. 

En su escuela y en su casa se toman medidas para combatir esta y otras enfermedades como abrigarse cuando haga frío y lavarse las manos. 

"Me gustó su diseño y me gustó ponérmelo. Para mí está de moda. En parte sí y en parte no me preocupa el coronavirus: sí es letal, pero no creo que no le encuentren cura dado que la tecnología ha avanzado demasiado y a lo mejor en poco tiempo se va a crear una cura", dijo.

Comentarios