CNTE va por formar niños desde la desobediencia y la resistencia
La CNTE pretende que los padres, además de llevar a sus hijos a la escuela, educarlos y mantenerlos, se conviertan en parte de la lucha social. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

CNTE va por formar niños desde la desobediencia y la resistencia

17/01/2020
03:19
Teresa Moreno
-A +A
La CNTE pretende formar a los niños desde “la desobediencia, resistencia y lucha”, así como involucrar a los padres de familia para que sean una parte importante en la construcción de la lucha social y política

El 2 de agosto de 2019, EL UNIVERSAL dio a conocer que en el ciclo escolar 2019-2020 la Sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán repartiría sus propios libros de texto en más de 6 mil escuelas de esa entidad.

Los materiales educativos tenían un contenido “adoctrinante”, según especialistas en el tema educativo, puesto que no tienen el carácter público y nacional con el que sí cuentan los libros oficiales, para permitir asegurar estándares mínimos a los cuales pueden acceder profesores y alumnos de educación básica.

Gran parte del contenido de los libros de texto que se repartieron en Michoacán este ciclo escolar busca enseñar la historia del socialismo y comunismo en los salones de clase, así como adjetivar y calificar la historia y relevancia de personajes como Hugo Chávez, expresidente de Venezuela.

Por ejemplo, en el libro Sociedad, para tercer grado de secundaria, en la página 239 del capítulo 7, “El caracazo”, se abordan las protestas en la ciudad de Caracas, Venezuela, que llevaron al empoderamiento de Hugo Chávez y que precedieron al golpe de Estado mediante el cual llegó a la Presidencia.

En el libro de texto Sociedad, para quinto de primaria, la CNTE se refiere al neoliberalismo, dedica varios capítulos a la Revolución Cubana, a Fidel Castro y a Ernesto Che Guevara; a la Revolución Sandinista en Nicaragua y a las dictaduras militares de la década de 1970 en América Latina.

También dedica un capítulo entero para enseñar a los niños lo que considera son “los grandes monopolios de las televisoras” para referirse a los cambios a la Ley Federal de Telecomunicaciones de 2006, promovidos por el gobierno de Vicente Fox, en un capítulo llamado “Ley Televisa”.

Los materiales los elaboraron profesores de la Coordinadora como parte del Programa Democrático de Educación y Cultura para Michoacán, el modelo alternativo de educación que la disidencia magisterial aplica desde hace más de 20 años en esa entidad.

Sustituyen a los que distribuye la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg); los recursos para su elaboración provenían, en parte, de fondos del gobierno estatal, pero los gastos también los sufragaban los padres de familia, quienes tenían que adquirir cada paquete escolar por costos que iban de los 300 a los 500 pesos.

Educar desde la desobediencia, resistencia y lucha

La CNTE pretende formar a los niños desde “la desobediencia, resistencia y lucha”, así como involucrar a los padres de familia para que además de llevar a sus hijos a la escuela, educarlos y mantenerlos se conviertan en “parte importante en la construcción de la lucha social y política” de dicha organización.

A través de su Programa Nacional de Educación para una verdadera Transformación en México, que presentará al Presidente y al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la CNTE buscará formar niños en todo el país desde una perspectiva “emancipadora”.

“La construcción curricular asume en la práctica una formación integral, humanista y emancipadora desde la desobediencia, resistencia, lucha y construcciones, rompiendo el enfoque técnico e instrumental de la educación tradicional”, señala el documento.

Este también destaca que “el papel que asumen [los padres de familia] no sólo tiene que ver con la responsabilidad de enviar a sus hijos a la escuela y tratar de cubrir sus necesidades básicas, sino que están siendo parte importante en la lucha social, política, educativa, cultural contra todos los imperativos que el sistema trata de imponer”.

Propone que los niños se evalúen a sí mismos y entre pares, y que las materias que se impartan en la escuela estén relacionadas con cinco líneas de articulación: territorio y madre naturaleza, lengua de los pueblos, sociedad e historia crítica de México y del mundo; economía y trabajo productivo y cultura popular, así lo señala el documento de trabajo Programa educativo. Presentación, que actualizaron los maestros en agosto de 2019.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios