Alista AMLO subasta de vehículos del gobierno

Nación 30/01/2019 02:02 Alberto Morales y Misael Zavala Actualizada 05:38

Espera ingresos por 100 mdp en venta que se realizará el 23 y el 24 de febrero; pedirá a la fiscalía general y a Segob que verifiquen perfiles de compradores

[email protected]

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que como parte de su plan de austeridad espera obtener 100 millones de pesos en la venta de automóviles de lujo blindados y camionetas blindadas, que llamó “fifís y machuchonas”, además de aviones y helicópteros de la flotilla del gobierno federal.

En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, López Obrador dijo que el tianguis en el que se venderán los vehículos y las aeronaves por medio de subastas, se llevará a cabo el 23 y 24 de febrero en la Base Aérea Militar Número 1 de Santa Lucía, Estado de México, y que las ganancias se destinarán a la creación de la Guardia Nacional.

“Vamos a vender aviones, helicópteros y vehículos que ya no necesitamos, porque es otro gobierno. Va a haber un tianguis el 23 y el 24 de febrero, se van a poner en venta vehículos, el tianguis va a estar en el Aeropuerto de Santa Lucía”, adelantó.

El Jefe del Ejecutivo federal mostró un video con los automóviles, valuados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de “líneas Fifí” y “líneas machuchonas” que usaron los funcionarios públicos de la pasada administración.

Por ejemplo, mostró un vehículo Audi A8 W12 modelo 2012, con nivel seis de blindaje, por el que se pagaron 6.3 millones de pesos y tendrá un precio de salida de 1.9 millones de pesos.

También un BMW X5 Security blindado, con el nivel tres, por el que se pagó 2.1 millones pesos y tendrá un precio de salida en la subasta de 761 mil 625 pesos.

De acuerdo con la página del concesionario automotriz, “ofrece sofisticados vehículos blindados y servicios relacionados con la seguridad, combinando una tecnología de vanguardia y unos avanzados conceptos de movilidad”.

La administración federal informó que en total subastará 263 vehículos, en los que se incluyen 171 camionetas (la mayoría blindadas o semiblindadas tipo Suburban o Taho), siete tracto camiones (Kenworth y Volvo), 23 Pick Up, nueve automóviles compactos, 30 motocicletas (BMW y Harley), 12 camiones (de carga, cisterna y volteo), dos tractores agrícolas (New Holland), dos autobuses (Volvo), cinco remolques, un BMW blindado y un Audi blindado.

El titular del Ejecutivo federal pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Secretaría de Gobernación (Segob) verificar que las personas que compren dichas unidades no se dediquen a actividades ilícitas. “Vamos a tener cuidado, vamos a pedirle ahí a la fiscalía general y a Gobernación que estén pendientes para los que van a comprar, que sea gente que se dedique a actividades lícitas”.

Explicó que los días 26 y 27 de abril próximos se pondrá a la venta, también en Santa Lucía, 76 aviones y helicópteros. “Eso es una feria que se va a promover en Santa Lucía con ese propósito. Y también para fondear los recursos de la Guardia Nacional”.

Entre las aeronaves del gobierno federal se encuentran las que forman parte de la flota aérea presidencial —que operaba el Estado Mayor (EMP)—: los aviones Boeing 787-8 José María Morelos y Pavón (que ya se envió a Estados Unidos para su posible venta), el Boeing 757 Presidente Juárez, así como un Boeing 737-300, un Boeing 737-322, dos Gulfstream III, además de dos Learjet.

La flota aérea de la Presidencia que recibió el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto (PRI) la componían una avioneta Turbo Commander y un Gulfstream Aerospace G450, así como seis helicópteros Súper Puma y dos Puma.

Varios de estos equipos fueron reemplazados, dejaron de prestar servicio, o se llevaron a otras áreas del gobierno, de acuerdo con información de la anterior administración.

Ayer, el Mandatario nacional recordó que desde el inicio de su administración la fórmula para financiar el desarrollo del país se basará en desterrar a la corrupción, así como en aplicar una política de Estado de austeridad republicana.

“Esas son las dos principales fuentes de ingresos del gobierno: lo que vamos a ahorrar en el combate a la corrupción y lo que vamos a ahorrar por terminar con los lujos y el derroche.

Estos fondos nos van a permitir financiar el desarrollo, por eso, no a los aumentos de impuestos, no al incremento de deuda, no a los gasolinazos; algunos sostienen que no alcanza”, precisó López Obrador

El Jefe del Ejecutivo federal insistió en que era mucho el robo, el saqueo y la corrupción que existió en la pasada administración.

Comentarios