Se encuentra usted aquí

El Sistema que calma la sed de la Ciudad de México

El sistema Cutzamala es uno de los suministros de agua potable más grandes del mundo, integrado por 7 presas. Su construcción inició en los años 70 y fue en tres etapas. Hoy abastece a más de 20 millones de habitantes en la capital
Sistema Cutzamala
09/02/2019
00:00
-A +A

Texto: Dulce Andrea Moncada.      
Diseño Web: Miguel Ángel Garnica
 

Cuando abrimos la llave y brota agua de ésta, experimentamos una especie de satisfacción disfrazada de cotidianidad que no valoramos hasta que se anuncia que habrá un corte de agua. Entonces empieza a surgir un sentimiento de frustración y molestia cuando nos vemos obligados a recolectar agua en tambos, a bañarnos a “jicarazos” y contratar pipas de agua para abastecernos.

La última vez que esto ocurrió fue en octubre de 2018 cuando el Gobierno de la Ciudad de México informó que la Comisión Nacional de Agua (Conagua) realizaría obras de reparación y mantenimiento en el Sistema Cutzamala, las cuales ocasionarían que parte de 13 alcaldías de la Ciudad de México no recibieran agua.

Cuando el servicio fue restablecido todo volvió a la normalidad. Pero para muchos mexicanos no tener agua, o tener muy poca, es algo de todos los días. Te has preguntado ¿de dónde proviene el agua que usamos en la Ciudad de México y cómo logran transportarla?

Pues para que el agua llegue a nuestros hogares se necesita de un sistema que trasporte el recurso desde lugares externos hacia el Valle de México. A lo largo de la historia ha habido muchos sistemas y obras hidráulicas que se han encargado de hacerlo. Uno de ellos es el Sistema Cutzamala, que por cierto es uno de los suministros de agua potable más grandes del mundo.

La palabra proviene del náhuatl kosamatl que significa “comadrejas”, por lo que “Cutzamala” quiere decir “lugar de comadrejas”.  El Sistema Cutzamala transporta el agua desde Michoacán, donde inicia, pasando por el Estado de México para llegar a la capital.

Tiene una longitud de 322.32 km, lo equivalente a la distancia entre Acapulco y la Ciudad de México. Actualmente es el sistema responsable de abastecer de este líquido vital a más de 20 millones de habitantes desde 1974.

El Sistema Cutzamala se construyó para solucionar la problemática de la escasez en el Valle de México, la cual comenzó a hacerse más latente a mitad del siglo XX.

3._escasez_de_agua.jpg
Julio 1985. Habitantes de zonas populares del D.F. hacen largas filas para obtener apenas un par de cubetas con agua, las necesidades de la población se acrecentaron por la falta de agua. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

En el Valle de México existe lo que se conoce como “paradigma hidráulico” es decir, coexisten en el mismo lugar dos problemas que parecen contradictorios: exceso y escasez de agua. Lo que sucedió fue que por siglos el Valle de México se vio afectado por constantes inundaciones y para combatirlas se tomó la decisión de crear obras hidráulicas que permitieran la expulsión del agua fuera del Valle, lo que a su vez provocó que el agua faltara en varios lugares.

Para resolver ello se buscó que caudales que están más allá de nuestras fronteras nos abastecieran. Esta idea no era nueva, pues en la época prehispánica se construyeron obras para satisfacer la demanda de agua, como lo fue el acueducto de Chapultepec y más tarde el acueducto de Santa Fe en la época colonial.

Durante el siglo XIX la ciudad obtuvo el abastecimiento de fuentes lejanas, como el Desierto de los Leones en 1878. Pero no fue hasta los primeros años del siglo XX cuando se construyó el primer acueducto moderno para traer agua a la capital en mayor volumen.

Así, a principios del siglo XX se comenzaron a rescatar antiguos proyectos para traer caudales de agua, pero esta vez proveniente de la cuenca de Lerma en el Estado de México. Se retomó el proyecto de captación de las aguas del Alto Lerma, propuesto en 1900.

La construcción del “Sistema Lerma” comenzó en 1942 y finalizó en 1951. En los nueve años que duró la obra se incrementaban más las dificultades técnicas y económicas y para finales de la década de los setenta ya no podía negarse el agotamiento del manto acuífero de Lerma. De modo que para protegerlo, las autoridades decidieron buscar nuevas soluciones.

4._anuncian_cutzamala.jpg
El 16 de enero de 1977 EL UNIVERSAL anuncia el proyecto de traer agua desde la cuenca del río Cutzamala como una nueva alternativa para abastecer a la Ciudad de México. ARCHIVO EL UNIVERSAL.

El Gobierno Federal inició una construcción de un nuevo sistema de abastecimiento de agua ubicado en el Estado de México e Hidalgo, mediante pozos y acueductos que denominaron “Plan de Acción Inmediata” (PAI) que inició operaciones en 1974. Sin embargo, este sistema también fue considerado insuficiente para atender las necesidades futuras de la Ciudad de México y su zona metropolitana.

Nace el Sistema Cutzamala

Ante esta nueva problemática en la década de los sesenta se comenzaron a evaluar diferentes alternativas que continuaran con el propósito de importar agua desde cuencas lejanas y no dañar más los acuíferos sobreexplotados del Valle de México y del río Lerma.

Fue entonces que la Secretaría de Recursos Hidráulicos propuso una docena de proyectos que incluían las regiones de Papaloapan, Tepalcatepen, los volcanes de Itzaccíhuatl y Popocatépetl y el Alto Balsas (en donde se encuentra el río Cutzamala).

Dichos proyectos fueron evaluados por el entonces presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, quien bajo criterios de una inversión mínima y que el tiempo de construcción del proyecto fuera más rápido, optó por la opción del Cutzamala.

5._ing._absalon_0.jpg
Marzo 1988. Ingeniero Absalón Domínguez, director de Operación del Sistema Cutzamala. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

El Sistema Cutzamala fue diseñado y construido por orden del Gobierno Federal. El presidente José López Portillo inauguró la primera etapa de este sistema en 1982. En su diario personal publicado bajo el título Mis tiempos, el presidente escribió:

"Hoy inauguré el sistema que trae agua desde el Cutzamala, obra gigantesca para dar agua a las colonias populares del Distrito Federal y del Estado de México. Otra hazaña de lo absurdo. Costoso de construir, costoso de operar y costoso de drenar. Pero no hay alternativas a este monstruo de ciudad".

6._inaguracion_con_lopez_portillo.jpg
El 4 de mayo de 1982 EL UNIVERSAL publicó la puesta en marcha de la primera etapa del Sistema Cutzamala, inaugurada por el presidente José López Portillo. ARCHIVO EL UNIVERSAL.

El Sistema Cutzamala fue creciendo por etapas llegando a tres. Durante la primera etapa, que inició en 1976, se aprovechó el mismo túnel del Sistema Lerma para ingresar el caudal del Valle de México, se construyó una planta de bombeo y un acueducto de 77 km de longitud.

La segunda etapa fue concluida en 1985 y permitió la captación de agua de la presa de Valle de Bravo. La tercera inició sus operaciones en 1993 y añadió caudales provenientes de las presas Colorines, en el estado de México y deTuxpan y del Bosque, en Michoacán.

Las tres etapas del Sistema Cutzamala fueron construidas bajo la idea de importar un máximo de 19 metros cúbicos de agua por segundo de agua al Valle de México. Aunque, según información publicada por Manuel Perló y Arsenio González en su libro ¿Guerra por el agua en el Valle de México? actualmente el Sistema importa un promedio de 16 metros cúbicos por segundo.

7._etapas.jpg
Etapas del Sistema Cutzamala. Foto: México con agua (gob.mx)

Lo anterior logra que el Sistema Cutzamala sea uno de los sistemas de suministro de agua potable más grandes del mundo, pero no sólo por la cantidad de agua que transporta, sino también por el desnivel que vence. Está conformado por un  total de siete presas y seis estaciones de bombeo que en conjunto emplean 2 mil 280 millones de kilowatts cada hora. Las bombas llevan el agua a su punto más alto, a 2 mil 702 metros sobre el nivel del mar, lo que equivale a 12 veces la altura de la Torre Mayor en la Ciudad de México.

8._diagrama.jpg
Diagrama del funcionamiento de las plantas de bombeo del Sistema Cutzamala. Foto: México con agua (gob.mx)

Por otro lado, durante la construcción del Sistema, los pobladores que se veían afectados por la construcción del Sistema Cutzamala en sus regiones alzaron la voz y se opusieron al proyecto. La preocupación por evitar conflictos sociales y políticos se manifestó durante la construcción del proyecto sin saber cuál sería la mejor solución práctica, pues no existía una legislación hidráulica que normara el tipo de indemnizaciones y cumplimiento de las compensaciones.

9._indemnizacion.jpg
EL UNIVERSAL publicó el 20 de julio de 1989 que luego de 10 años de iniciarse los trabajos del Sistema Cutzamala los pobladores afectados aún no habían sido indemnizados. ARCHIVO EL UNIVERSAL.

Para compensar a los pobladores, el Gobierno Federal construyó un conjunto de obras de beneficio social, obras de dotación de agua potable, carreteras, equipamiento, proyectos agropecuarios y un sistema de saneamiento de la presa de Valle de Bravo.

10._cutzamala_planta.jpg
Marzo 1998. El sistema Cutzamala, magna obra de alcances limitados. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

La construcción de una cuarta etapa estaba programada para el año 2000, y aportaría 5 metros cúbicos por segundo adicionales, pero el proyecto no se logró concretar pues el cálculo de costos y beneficios no justificaba, a juicio de las autoridades, la necesidad de ampliar la obra.

Mientras este debate sucedía, el Gobierno de la Ciudad de México implementó distintas estrategias para el ahorro adecuado del agua, pues mucho del recurso se perdía en fugas. Los resultados de dichas estrategias han servido para lograr una mayor conciencia acerca de la importancia del cuidado del agua, pero debido al crecimiento demográfico no es posible descartar aún un nuevo sistema de abastecimiento lejano.

11._fuga_agua.jpg
Junio 1992. Cientos de litros de agua se desperdician a causa del pésimo trabajo de tubería que se localiza en la avenida Apatlaco, colonia Marte. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

Sabemos que nuestra ciudad seguirá creciendo y ante esto el gobierno ha optado por no construir nuevas captaciones de agua, sino darle mantenimiento a las ya existentes. Con este objetivo la Comisión Nacional de Agua (Conagua) realizó obras de reparación y mantenimiento en el Sistema Cutzamala.

12._aviso_corte_de_agua.jpg
Aviso sobre el mega corte de agua los primeros días de noviembre de 2018. Foto: sacmex.com

Ante la noticia de un megacorte de agua el año pasado, miles de capitalinos salieron a las calles a comprar cubetas, tambos, garrafones y tinacos. Instalaciones públicas y privadas, hospitales, estaciones de bomberos, baños públicos y escuelas tomaron medidas para no quedarse sin el recurso.

13._garrafones.jpg
Ante recorte en Sistema Cutzamala la venta de garrafones para abastecimiento se incrementó al doble. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

El viacrucis por el desabasto de agua comenzó el 1 de noviembre de 2018. 12 municipios y 13 alcaldías del Estado de México y de la capital comenzaron a resentir la falta de agua al abrir la llave y verificar que no tenían servicio.

La noche anterior la Comisión Nacional del Agua (Conagua) había iniciado el cambio de tubería en la planta potabilizadora de Berros, lo cual provocó la suspensión del servicio a 7 millones de personas.

Lo que primero se hizo fue un mantenimiento a las nueve bombas que se encargan de transportar el agua a 123 metros de altura por un tubo de acero de 300 metros de largo. Luego, los trabajadores de la dependencia conectaron un segundo tubo de acero, con las mismas proporciones, a las bombas.

Una conexión en forma de “K” invertida sería el nuevo conducto utilizado para trasladar el agua a la torre que suministra el recurso a gran parte de las entidades. Para este trabajo se contemplaba que las reparaciones concluyeran el día sábado 3 de noviembre. No obstante, hubo complicaciones en la colocación de las piezas de conexión y la lluvia retrasó los trabajos de instalación.

El entonces jefe de Gobierno de la CDMX, José Ramón Amieva, señaló que el suministro de agua se restablecería completamente hasta el 10 u 11 de noviembre.

Un sentimiento sorpresa sobrecogió a los capitalinos al enterarse que el titular de Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, aseguró que la colocación de la “K” invertida, por la cual se hizo el mega corte de agua, no funcionó debido a que la empresa contratada no colocó un atraque que sostuviera la pieza.

Aunque el titular de la Conagua afirmó que la “K” invertida pueda ser instalada en un futuro sin realizar nuevos cortes de agua, la incertidumbre y sospecha quedó latente entre los ciudadanos, quienes se preguntan si hay un buen manejo de recursos en las obras hidráulicas, ya que la inservible “K” costó 500 millones de pesos destinados a obras de mantenimiento. Actualmente ingenieros mexicanos analizan en qué podrían reutilizarla.

14._reparacion_cutzamala.jpg
Noviembre 2018. Reparaciones en el Sistema Cutzamala. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

El mega corte de agua que los capitalinos vivimos aquel noviembre de 2018 fue una oportunidad de reflexión para saber cómo aprovechar el recurso sin agotarlo. Las nuevas generaciones tienen la responsabilidad de adoptar medidas de reserva para el cuidado del agua, pues ya lo advertía el licenciado José López Portillo en su diario personal cuando escribió: “ya nos acabamos la cuenca de Lerma. Esto no puede seguir así. Es una monstruosidad traer agua de lejos, subirla a este valle, para sacarla después”.

La foto principal es de Enero 1991 y muestra  las obras del plan Cutzamala en la comunidad de Jesús María en el municipio de Villa Victoria en el estado de México. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL

La foto comparativa antigua es de 1987 y muestra la llegada de pipas para surtir agua a los pobladores de diferentes colonias. Foto: ARCHIVO FOTOGRÁFICO EL UNIVERSAL.

Fotos antiguas: Archivo Fotográfico y Hemerográfico de EL UNIVERSAL y cortesía.

Fuentes:
Archivo fotográfico y hemerográfico  EL UNIVERSAL
RODRÍGUEZ VILLEGAS, Manuel, Diccionario español-náhuatl, “cutzamala” URL: https://aulex.org/es-nah/?busca=comadreja
MUSSET, Alain, (1991), El agua en el valle de México, México: Pórtico de la ciudad de México CEMCA.
PERLÓ, M & GONZALEZ, A (2005), ¿Guerra por el agua en el Valle de México? Estudio sobre las relaciones hidráulicas entre el Distrito Federal y el Estado de México, México: UNAM, pp. 21 – 44.
PERLÓ, M. (1999), El paradigma del porfiriano: historia del desagüe del Valle de México, México: UNAM.
LÓPEZ PORTILLO, José (1988), Mis tiempos, México: Fernández Editores.
Comisión Nacional del Agua, 34 años de operación del Sistema Cutzamala, mayo 2016. URL:https://www.gob.mx/conagua/articulos/34-anos-de-operacion-del-sistema-cu...
“El viacrucis empieza, ya no hay agua en CDMX”, El Universal, 01/11/2018 URL: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/el-viacrucis-empieza-ya-no-hay-...
“Se van 500 mdp por un tubo en forma de K invertida”, El Universal, 07/11/2018. URL: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/se-van-500-mdp-por-un-tubo-en-f...
“La K invertida no funcionó por fallo de cálculos”, El universal, 13/11/2018. URL: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/k-invertida-no-funciono-por-fal...