Alto al Fuego, la apuesta para bajar delitos en CDMX
La dependencia de seguridad analiza la manera en que hará llegar los mensajes a los personajes identificados como los generadores de violencia. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

Implementa CDMX Alto al Fuego contra delincuencia

03/01/2020
02:23
Kevin Ruiz
-A +A
Policía enviará advertencias a los presuntos delincuentes; estrategia está en etapa piloto en la alcaldía Álvaro Obregón

La estrategia de seguridad en la Ciudad de México busca dar un vuelco este año con la implementación de Alto al Fuego, que tiene la finalidad de bajar los índices de muertes y hechos violentos entre grupos delictivos en las alcaldías.

Mediante un trabajo de inteligencia se identificarán a aquellas personas relacionadas con hechos violentos, a quienes les enviarán mensajes —los cuales aún están bajo estudio de cómo serían aplicados— para advertirles que habrá “tolerancia cero” ante a sus actos o hechos delictivos de alto impacto.

El subsecretario de Desarrollo Institucional de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Pablo Vázquez, encargado de la implementación de esta estrategia la cual se encuentra en etapa piloto en la alcaldía Álvaro Obregón, dijo que Alto al Fuego “no es una estrategia que busca una negociación, pacto o acuerdo con líderes criminales ni personas imputadas, sino mandarles un mensaje muy claro de que se les aplicará todo el peso de la ley”.

De acuerdo con el análisis de la policía sobre el fenómeno delictivo en la Ciudad, 1% de la sociedad está vinculada a actos violentos o tiene relación con alguna banda criminal. A ese sector va dirigido Alto al Fuego, explicó el mando policial.

Tambié lee la columna de Alejandro Hope: Alto al Fuego

“Ese 1% de la sociedad genera cerca de 50% a 60% de los actos delictivos, y estas personas tienen relación con grupos identificados como violentos o aquellas bandas delincuenciales ligadas a organizaciones criminales grandes”, explicó el subsecretario, aunque precisó que Alto al Fuego no va dirigido a personas sometidas a proceso penal por la comisión de algún delito.

“Alto al Fuego es una estrategia de algo que se conoce como disuasión focalizada, una metodología que sustenta diversas estrategias que se han implementado sobre todo a nivel internacional. En México hay algunas experiencias y en América Latina algunas más que analizamos.Lo primero que establece es que la violencia es producto de conductas de grupos reducidos de personas dentro de las comunidades.

“Lo que se busca con labores de inteligencia muy intensiva es identificar quiénes son estas personas. Generalmente son las que trabajan de manera colectiva, no en grandes grupos criminales.

“Esos grupos son los que en una comunidad son responsables de la mayor violencia”, detalló.

2ene19-estrategia.gif

Analizan estrategia

El funcionario explicó que con esta estrategia no buscan “sentarse a platicar” con los criminales, sino comunicarles directamente a las personas identificadas con dichos grupos cuáles son las consecuencias legales de sus actos.

Al ser cuestionado si era una especie de diálogo, Pabló Vázquez respondió que “no es una conversación, en ningún momento tienen la voz, sino que es una comunicación unilateral. ¿A quién se le dice?, a aquellos que tienen relación con los grupos violentos o con medida cautelar”.

Los mensajes aún se encuentran en estudio para identificar las formas de comunicación basada en los trabajos de inteligencia policial.

Además, ve a aquellos potenciales delincuentes no como objetivos principales a los que haya que “neutralizar”, sino que los invita “a que abandonen y que no se les ocurra empezar una carrera criminal como las personas identificadas. A sus familiares se les ofrecen alternativas para desarrollar un proyecto personal y de vida en la legalidad.

También lee: Robo, homicidio y agresión sexual, los delitos que subieron en la CDMX

“Esta estrategia ha sido implementada en ciudades de Estados Unidos como Boston, en 1996, con la llamada Operation Ceasfire, y en Oakland, California, ciudad que según la SSC, cuenta con las características similares a la capital mexicana, además se aplica una estrategia similar en Pelotas, Brasil.

“Insisto, no buscamos un diálogo ni negociación. Intentamos comunicar de manera directa. Una manera es perseguir la violencia de forma especial, por ejemplo, [si] en algún sector una persona matara a un compañero de la corporación, es bien sabido que la corporación va por los responsables. Ese solo acto [perseguir a los responsables, ya] comunica de forma directa cuáles son las consecuencias de incurrir en [actos de] violencia. Lo que queremos es comunicar lo mismo, pero a la comunidad”, expresó el funcionario.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios