El viacrucis por un tanque de oxígeno que salvó una vida

Para que su hermana se recuperara de Covid-19, Roberto batalló en tiendas físicas e internet para hallar el equipo que se ha encarecido 30%

El viacrucis por un tanque de oxígeno que salvó una vida
De acuerdo con Roberto, el costo de un tanque de oxígeno de 682 litros portátil oscila entre 8 mil pesos a 10 mil si se incluye la renta, depósito y el llenado de un contenedor de 10 litros. Foto: JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL
Metrópoli 22/08/2020 01:18 Claudia González Actualizada 01:40
Guardando favorito...

Toluca, Méx.— Para Roberto Aguilar Malvaez no fue tarea fácil conseguir un tanque de oxígeno para la atención de su hermana, paciente de Covid-19, lo compara con un viacrucis. 

Tuvo que navegar en internet por más de seis alternativas en línea, tiendas físicas y hasta en redes sociales, con el tiempo en contra y el riesgo de rentar un aditamento descompuesto, pero obtenerlo era “de vida o muerte”. 

Esta es una historia que se ha vuelto común con la pandemia, pues si bien sólo algunos pacientes deben recibir este tipo de asistencia respiratoria, para quienes la requieren puede extenderse entre dos semanas y tres meses, refirió el médico Fernando Villarreal, coordinador delegacional de Información y Análisis estratégico del IMSS poniente. 

A los convalecientes por Covid-19 se suma la demanda de los pacientes dependientes como de EPOC, patologías cardiacas y enfermedades pulmonares. 

Por lo tanto, quienes no están habituados al uso de estos equipos, incluyendo los concentradores de oxígeno, se enfrentan a una realidad “cruda”, explicó Roberto, pues los costos son elevados y habrá quienes no puedan acceder a ellos, aunado a la falta de orientación adecuada para saber dónde y cómo obtenerlos. 

“Mi hermana pasó de tener síntomas leves a presentar la necesidad de recibir oxígeno en sólo un par de semanas, así que cuando nos informó el doctor que era necesario conseguir el tanque, pensamos que con ir a la farmacia se resolvía, pero no fue así”. 

Recorrió cuatro negocios especializados en la venta y renta de equipo, pero el costo oscilaba de 8 mil pesos la compra de un tanque de 682 litros portátil, a 10 mil pesos entre la renta, depósito y llenado del contenedor de 10 litros, que con la dosis más alta de consumo dura 55 horas. 

“Ella [mi hermana] no es derechohabiente de algún servicio y conocer esos precios atemoriza mucho, porque sabes que de no llevarlo a casa, tu familiar se muere”, reprochó Roberto. 

Supieron por conocidos y amigos que el costo del equipo se elevó en un promedio de 30% con respecto al año pasado.

 “Esta enfermedad ha servido para que las empresas hagan negocio con nuestra necesidad y la desesperación, es muy preocupante ver cómo sin remordimiento te dicen que el costo del equipo cambió, cuando en sus catálogos por internet tienen precios más bajos”, añadió. 

Para los pacientes del IMSS, ISSSTE e ISSEMyM es más sencillo, pues al egresar del hospital se les provee el tanque. 

Pero un usuario que debe adquirir oxígeno suplementario por prescripción médica debe verificar que cuenten con cánula, en la parte superior las válvulas que señalan la cantidad de oxígeno contenido y un reloj donde se identifica la velocidad del flujo. 

El especialista dijo que un concentrador de oxígeno aumenta la eficiencia de la respiración del paciente y la diferencia con un tanque es que tienen un suministro infinito, pero la realidad para las familias es que son aparatos inalcanzables por su costo. 

“En una de las empresas nos recomendaron el concentrador, pero éste tiene un precio de 35 mil pesos a la venta y la renta hasta 5 mil pesos, además del gasto en luz que eso implica. El tanque llega a los 18 mil pesos a la venta los más grandes y 5 mil pesos los más chicos, la renta depende del lugar, pero va de los 3 mil a los 15 mil pesos”, informó Roberto. 

Las empresas consultadas en Toluca informaron que cuentan la disponibilidad de equipos, no hay filas para llenar el contenedor, cada recarga cuesta entre 800 y 900 pesos según la firma, para la renta es necesario entregar la copia de dos credenciales de elector, un comprobante de domicilio, firmar un contrato, dejar un depósito de 4 mil a 5 mil pesos, un pago inicial que va de mil 500 a 3 mil pesos, dependiendo el prestador del servicio. 

Roberto terminó rentando el equipo de una persona que le contactó un conocido a través de internet, no llevaba cánula, ni puntas, el reloj no servía y la renta le costó 2 mil pesos de depósito, más mil pesos semanales. 

“No me aseguraba que sirviera, ni sabía lo que debía contener el equipo, pero mi hermana se salvó, y eso vale el riesgo”.

Temas Relacionados
Covid-19 IMSS tanque de oxígeno
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios