Ayuntamiento de Toluca incluye 152 edificios en atlas de riesgo

Se informó que el desgaste de los inmuebles es progresivo y que por el momento hay más de 90 apuntalados en el Centro Histórico para impedir la caída de las fachadas sobre traunseúntes

Ayuntamiento de Toluca incluye 152 edificios en atlas de riesgo
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
Metrópoli 28/06/2018 16:07 Claudia González Estado de México Actualizada 16:20
Guardando favorito...

Toluca.- Mario Rojas Martínez, encargado del despacho de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos de la capital mexiquense, explicó que el Ayuntamiento de Toluca incluyó 152 inmubles en el atlas de riesgo y que están protegidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los cuales deben ser verificados de forma permanente debido al peligro que implican a la ciudadanía.

Esto, debido a que la mayoría son fachadas a punto de caer, bardas que colapsaron a la mitad y sitios convertidos en basureros a cielo abierto.

Precisó que las verificaciones también son específicas por petición de la ciudadanía, por lo que, tras las revisiones, la notificación de riesgo es entregada al dueño del lugar, además del INAH, a quienes les entregan también sugerencias sobre los mecanismos de seguridad que deben ser aplicados en estos lugares.

Añadió que el desgaste de los inmuebles es progresivo y que por el momento hay más de 90 apuntalados en el Centro Histórico con la finalidad de impedir la caída de las fachadas. Aún así, la población que circula en las inmediaciones señala que está en constante riesgo, pues el 20% de ésta cifra son considerados como peligrosos debido al abandono en que se encuentran.

“Elementos de PC verifican el tipo de daño que hay en esas casas, porque de la totalidad, la mayoría son viviendas muy viejas que fueron olvidadas desde hace más de 10 años, y por eso especificamos el grado de riesgo, las medidas preventivas que deben ser consideradas por los dueños, incluso recomendamos la demolición bajo la asesoría técnica especializada con la finalidad de salvaguardar la vida de la gente, además del entorno”, explicó el titular.

Dijo que dicha coordinación acordona las áreas inseguras, además de emitir las recomendaciones necesarias para advertir a los vecinos sobre las consecuencias de la caída o derrumbe de fachadas u otras partes de las viviendas, sobre todo porque, al ser antiguas, con cualquier condición extrema del clima como vientos o lluvias, puede haber repercusiones.

“Tenemos algunos casos, por ejemplo en Lerdo, que es una de las vías más transitadas por el transporte público en el primer cuadro de la capital. La lluvia es uno de los factores que pueden presentar más desgaste de esos espacios, cabe mencionar que en mucho influye la falta de mantenimiento de esas viviendas, pero son el INAH y el propietario quienes deben hacerse cargo”, puntualizó.

Los vecinos en algunos de estos puntos coinciden en la necesidad de intervenir, pues también participa la Dirección de Obra Pública municipal para que personal calificado indique sobre las opciones para impedir que las fisuras en las paredes o techos continúen creciendo hasta derivar en su caída. 

etp

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios