Montse logra escapar de taxista que la asaltó

Se aventó del auto en movimiento, pues dice que el chofer cambió la ruta

Montserrat Serralde desaparecida
Archivo El Universal
Metrópoli 23/07/2019 00:18 David Fuentes Actualizada 10:54

[email protected]

Luego de casi 10 horas de que se reportara su desaparición, Montse fue localizada con graves lesiones y traumatismo craneoencefálico en un hospital de la alcaldía Tlalpan.

Cuando recobró la noción, dijo a sus familiares que se aventó del taxi que tomó por la mañana para dirigirse al trabajo, cuando el chofer, luego de asaltarla, la llevaba hacia el área boscosa de la zona sur de la capital del país.

De esa manera, la joven de 31 años salvó su vida, pues dijo que “no quería ser una más”. Las primeras investigaciones de la procuraduría capitalina detallan que Montse fue encontrada en calles de la colonia Miguel Hidalgo, en Tlalpan, pidiendo ayuda sobre la calle y una ambulancia la trasladó al Hospital Ajusco Medio, donde de inmediato fue atendida; debido a que no tenía ni una identificación, sólo se dio parte a la autoridad del hecho.

Gracias a la campaña que amigos y familiares de la joven hicieron en redes sociales, una de las enfermeras la reconoció. Fue entonces que contactaron a los familiares, quienes se trasladaron al hospital y la identificaron; una vez con ella, la trasladaron a otro hospital, pues debido a las lesiones que tenía, entre ellas el traumatismo craneoencefálico, requería atención especializada.

Al ver a sus parientes, la joven detalló que —como tradicionalmente lo hacía— tomó un taxi cerca de la avenida División del Norte, pero en el trayecto, el chofer la asaltó, le quitó su bolso, su celular y otras pertenencias; sin embargo, en un descuido, Montse alcanzó a quitar el seguro de la puerta y desde el vehículo en movimiento se aventó, lo que le provocó las lesiones.

Según la denuncia de los familiares ante la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas, no supieron nada de la joven, luego de que, como todos los días, caminara hacia la avenida Pacífico (cerca de División del Norte) y ahí le hiciera la parada a un taxi para llegar a la Torre Murano, en Insurgentes Sur, donde trabajaba, pero ayer la situación fue completamente diferente.
 

Comentarios