Piden responsabilidad a nuevo Congreso local

Leonel Luna solicita no acabar con todo el trabajo anterior; administración pública no es de ocurrencias, señala
El asambleísta Leonel Luna Estrada manifestó su preocupación de que quienes asuman nuevos cargos tengan la capacidad, experiencia, inteligencia y responsabilidad necesarias cumplir sus funciones legislativas. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
09/07/2018
01:18
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

La Comisión Instaladora de la Primera Legislatura del Congreso de la Ciudad de México inició el proceso administrativo de entrega-recepción, lo que implica una serie de inventarios.

A menos de dos meses de que concluya la séptima y última Asamblea Legislativa, el presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna Estrada, aseguró que se trata de una transición muy distinta a lo que se vive de una legislatura a otra.

Dijo que esta vez se trata del cambio de un modelo a otro que debe regirse bajo transparencia y pulcritud.

“Estamos trabajando en todo lo que implica los procesos administrativos, de cómo entregar la Asamblea en términos de formalidad y transparencia”.

Hace tres meses, antes de cerrar el último periodo ordinario de sesiones, el pleno de la Asamblea acordó designar la Comisión Instaladora.

Los legisladores locales determinaron que la comisión estaría encabezada por el morenista José Alfonso Suárez del Real, y como secretarios a la perredista Francis Irma Pirín, y al panista Andrés Atayde, así como integrantes a Nora Arias y la priísta Mariana Moguel Robles.

El también coordinador parlamentario del PRD en el órgano legislativo local apeló a la prudencia y responsabilidad de quienes conformarán el Congreso local.

“Se hicieron leyes importantes para la Ciudad, no creo que de pronto, por el simple hecho de llegar al gobierno capitalino o al Congreso se tenga que modificar todo, ha sido uno de los grandes errores del país", señaló.

En entrevista, recordó que la administración pública no es de ocurrencias sino de acciones de políticas públicas y programas estudiados y analizados para que después no se cometen errores.

Respecto a que a partir de enero el gobierno entrante garantizó que eliminará el programa de fotomultas, Luna aclaró que antes del proceso electoral insistió que era un programa social y no recaudatorio. “Lo dije claramente, era tiempo de que desapareciera porque ya habíamos alcanzado una cultura vial distinta”.

Aclaró que está consciente de que en la capital del país hay mucho por hacer, pero que también se debe entender que no es un tema de voluntad política sino de recursos. “Las medidas que se tomen deben ser acordes a la realidad nacional e internacional en una economía multi global”.

El asambleísta manifestó su preocupación de que quienes asuman nuevos cargos tengan la capacidad, experiencia, inteligencia y responsabilidad necesarias.

Insistió que entre el Ejecutivo local y el Legislativo no puede haber una distancia o una separación, pues ambos deben acompañarse. “Veo un Congreso con la mayoría de un partido político, pero también de una posición responsable diferente a la posición que se tuvo en el esquema actual”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS