13 | DIC | 2019
primer informe de sheinbaum
Foto: Iván Stephens / EL UNIVERSAL

Claudia saludó y saludó al llegar a su primer informe de Gobierno

17/09/2019
10:30
Héctor Cruz
Ciudad de México
-A +A
La jefa de Gobierno realizó su recorrido por el salón de Plenos, para apretar la mano de los diputados de oposición. No evadió a ninguno

Nadie puede decir que no la vio. Pues con vestido rojo, larga pañoleta oscura y zapatos color beige, la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, destacaba en todo, desde que atravesó el primer retén de vigilancia en la esquina de Donceles y Eje Central en punto de las 9:15 horas.

    Sin embargo, entre saludos, abrazos y besos a cuanta persona encontró a su paso sobre la calle de Donceles, tardó casi 15 minutos en llegar a las escalinatas del Antiguo Palacio de Donceles, donde ya era esperada por los diputados locales de su partido: José Luis Rodríguez Díaz de León y Ricardo Ruiz Suárez.

    Una vez que atravesó el enorme portón de cristal y metal del recinto, fue abordada por el resto de los coordinadores parlamentarios de los otros partidos, así como de la asociación civil Encuentro Social, Fernando Aboitez Saro, quien hasta se veía raro, pues ahora sí dejó en casa su playera y jeans, para transformase en un verdadero diputado.

    Y sin siquiera pasar lista de asistencia, la secretaria técnica procedió a informar que “hay quórum, señora presidenta”, por lo que Isabela Rosales Herrera, titula de la Mesa Directiva, pidió a la comisión especial acompañar a Sheinbaum Pardo para su ingreso al salón de Plenos, donde ya era esperada por los legisladores.

    Sin hacer excepción de nadie, la jefa de Gobierno saludó y saludó lo mismo a diputados que a sus asesores, invitados especiales –claro, los que estaban en el salón, pues a los de arriba, los que estaban en galeras, les mandó besos y movimientos de mano--, para hacer una ligera escala con el senador Martí Batres, que les dijo quién sabe qué cosa, que provocó un brusco cambio de cara de Claudia.

    Empero, continuó con sus saludos y regresó la sonrisa. Continuó su recorrido por el salón de Plenos, para apretar la mano de los diputados de oposición. No evadió a ninguno, hasta tomar su lugar en la presídium, donde era esperada por el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Rafael Álvarez Guerra, y la presidenta de la Mesa Directiva.

    Luego procedió a escuchar el Himno Nacional y con respeto rindió honores al Lábaro Patrio.

    Todo estaba listo para escuchar el posicionamiento de los cinco partidos políticos y la asociación civil del PES.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios