Abren juicio a policía de la SSPCDMX por homicidio

José Ángel “N” se defiende; compañero accionó arma contra conductor, afirma; es “una injusticia”, asegura, aunque hay incongruencias en sus declaraciones
Abren juicio a policía de la SSPCDMX por homicidio
En el Honda Fiat de José Alejandro iban su hermana y un amigo de ambos, quienes aseguraron que la víctima no iba armada como dieron a conocer. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
18/08/2018
01:09
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Un juez de Control vinculó a proceso al oficial José Ángel “N” por su presunta responsabilidad en el homicidio de un conductor el domingo pasado en avenida Apatlaco, en los límites de Iztacalco e Iztapalapa.

En la audiencia, el imputado decidió declarar y aseguró que quien detonó el arma fue otro policía.

Refirió al juez de Control que daría su declaración, y a pesar de que el ministerio público indicó que estaba fuera de tiempo, el impartidor de justicia le dio la voz, notificándole que todo lo mencionado sería parte de la carpeta de investigación.

“Soy inocente, hay una injusticia en este caso”, dijo el hombre.

Señaló que al llegar al lugar donde se detuvo el vehículo de la víctima, su compañero David “N” tomó el arma y la detonó en varias ocasiones.

Los abogados le cuestionaron sobre su posición y la de sus compañeros dentro del vehículo, en donde señaló que él iba manejando la unidad, y había otros tres compañeros; también sobre la cronología del día de los hechos. Mencionó que cerca de las 7:00 horas del 12 de agosto pidieron apoyo para una persecución, llegaron, y tras algunos inconvenientes, detuvieron el vehículo Honda Fit gris.

Aseguró que al llegar al punto, sus compañeros descendieron de la unidad y David “N” tomó el arma y fue el que le disparó a José Alejandro.

El asesor jurídico de la familia del occiso le cuestionó sobre su capacitación en el uso de armas y porqué no se sometió a la prueba de rodizonato para identificar si él manipuló la pistola. El imputado cayó en contradicciones refiriendo que sí se hizo la prueba y aseguró que nunca se negó, a lo que el abogado mostró un documento donde él firma su negativa.

El abogado refirió que a las 10:00 horas del día de los hechos, el imputado no aceptó la prueba, y fue hasta las 20:00 horas cuando la hicieron, y le preguntó si sabía que entre cuatro y seis horas los residuos que se analizan desaparecen y si eso se lo hicieron saber en su capacitación.

“Esto es una injusticia en mi contra”, concluyó el inculpado y ya no quiso contestar más preguntas.

Durante el debate entre los abogados defensores de la víctima y del imputado, así como con los funcionarios de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, se habló de que la prueba para demostrar si el imputado detonó el arma fue alterada por el tiempo en el que se realizó, y que las contradicciones entre la declaración que hizo José Ángel “N” ante el Ministerio Público y las que realizó en la audiencia, en algunos casos no coincidían, como en su posición al escuchar las detonaciones.

Los abogados del uniformado señalaron que se busca la verdad histórica de los hechos, y mencionó al juez que sería injusto vincular a una persona que no cometió el hecho y cuestionó la intención del ministerio público para culpar a su cliente; afirmó que el trabajo de la PGJ local ha sido desordenado.

Ante esto, el ministerio público pidió no exponer sentimientos y mejor presentar pruebas.

Tras la discusión el juez de control resolvió que a pesar de que no se ha demostrado completamente que el imputado disparó, José Ángel “N” es el posible autor material, pues el arma estaba a su cargo, por lo que decidió vincularlo a proceso y dar un plazo de cuatro meses para concluir la investigación complementaria.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS