Todo lo que debes de saber sobre el colágeno

Conoce algunos mitos y realidades de esta proteína

colageno
Foto: istock
Menú 03/12/2020 09:00 María Hernández Actualizada 09:01
Guardando favorito...

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo. Su función estética es aportar estructura y  belleza a nuestra piel (elasticidad); fortaleza a nuestro cabello y uñas; pero también va mas allá de eso: da movilidad y protección a nuestro cuerpo. Es una molécula de gran resistencia y flexibilidad, y forma la estructura de todos los tejidos de nuestro cuerpo que nos protegen o nos permiten mantenernos de pie y movernos. Platicamos con Armida Morales, CEO de We Shine, quien nos platica todo lo que hay que saber sobre este componente.

¿De dónde se obtiene el colágeno?

Dentro de nuestra alimentación podemos conseguir fuentes de colágeno de manera natural. Principalmente, en las carnes rojas, pollo y pescado. Frutas, verduras, cebolla y huevo también pueden ser otras opciones. Sin embargo, para obtener la dosis recomendada diaria (10 gramos al día), se sugiere la suplementación. El colágeno se puede obtener de diferentes fuentes, pero no todos son iguales. Existen distintos tipos:  de origen animal (porcino o aviar), marino (que se extrae del cartílago del pescado) o también puedes haber escuchado del colágeno vegetal (pectinas). El punto es que su origen  sí debe importar.

¿Cuál es el mejor?

El colágeno es una proteína exclusiva animal: aquí tienes tu primer filtro, por lo que el vegetal no tendrá las capacidades regeneradoras que el animal. Ahora, ¿cuál es el colágeno que más similitud tiene al del cuerpo humano? Cuanto más parecido sea el colágeno que ingieras al tuyo, más capacidad tendrás para absorberlo y, por lo tanto, más rendimiento sacarás de la misma cantidad. El más similar al nuestro es el de un mamífero, por lo que el de origen porcino es el mas común y recomendado. También el colágeno se clasifica en función de las características de sus fibras: grosor, longitud, etcétera. Se pueden distinguir más de 25 tipos, cada uno adaptado a la función que desarrolla.

¿Actúa por igual en hombres y mujeres?

Sí. Tanto hombres como mujeres necesitamos de esta molécula. Sin embargo, también puede variar en función de la actividad y el desgaste relativo a ésta.

¿A qué edad dejas de producir colágeno y por qué es importante reponerlo?

A partir de los 25 años, nuestro cuerpo empieza a generar menos colágeno. Desde ese momento, cada año perdemos, aproximadamente, un 1.5% de esta proteína. Es muy importante suplementarse ya que es un proceso natural inevitable, y la pérdida va ligada no solo a la belleza, sino a muchos padecimientos. Pero lo podemos retrasar complementando nuestra dieta si tomamos diariamente una dosis efectiva de colágeno hidrolizado.

¿Qué es el colágeno hidrolizado y cuál es la manera correcta de consumirlo?

Es el resultado del colágeno animal después de haber sido fragmentado por varios procesos.  Un colágeno sin hidrolizar es una molécula compleja que no podríamos digerir ni asimilar como nutriente. El colágeno hidrolizado está formado por péptidos de colágeno bioactivos, que son moléculas lo suficientemente pequeñas para ser digeridas y utilizadas como nutrientes. Por eso, también se escucha mucho sobre los péptidos bioactivos de colágeno, lo que quiere decir que es un colágeno hidrolizado. Es recomendable tomarlo así para que pueda actuar como nutriente y aportar los beneficios para regenerar nuestro colágeno.

¿Cómo escoger un buen colágeno hidrolizado?

Revisando que no tenga rellenos y que la porción de ingesta sea de 10 gramos de colágeno para que puedas notar los beneficios, pues esta es la porción diaria recomendada. También puedes ver sus certificaciones. El segundo aspecto a analizar es su fórmula: puedes escoger hidrolizados puros, pero también existen fórmulas que benefician y potencian el efecto. Por ejemplo, añaden ácido hialurónico, vitamina C y antioxidantes (extracto de arándano). Esto es relevante porque el ácido hialurónico también es un poderoso aliado  que hidrata y reafirma la piel, y propicia la producción natural de colágeno.
En el caso de la vitamina C, ésta favorece la absorción del colágeno y aporta energía. Mientras que los antioxidantes del extracto de arándano son elementos antiedad.
Y tercero y no menos importante: comprueba que no contengan ingredientes que solo aporten calorías innecesarias, como saborizantes artificiales y/o azúcares añadidos; que sean libres de gluten y  lo más naturales posible. Cabe decir que el sabor del colágeno, por sí solo, no es agradable; el tema es que no incluya saborizantes artificiales. 

¿Durante cuánto tiempo hay que consumirlo?

Para observar los beneficios, lo tendrás que haber consumido mínimo un mes. Nuestra recomendación es que sea un suplemento diario. No hay una restricción o efecto secundario por el consumo constante,  a menos que seas una persona con algún problema de salud donde tu médico te restrinja el consumo de suplementos alimenticios.

¿Cuáles son los efectos en el ser humano cuando comienza a perder colágeno?

Envejecimiento, arrugas, pérdida de viveza y de elasticidad en la piel. Asimismo, hay caída de cabello, cabello débil y sin vida; dolores articulares y musculares; pérdida de masa ósea y descalcificación; aumento de lesiones y fracturas en músculos, tendones y ligamentos; y tendencia a desarrollar enfermedades osteoarticulares degenerativas, como osteoporosis o artrosis.

Específicamente en la piel, ¿qué hace el colágeno?

Las fibras de colágeno representan el 70% de peso seco de la dermis. Cuando estas fibras se deterioran, la piel pierde grosor, textura, aparecen arrugas y la vitalidad se ve disminuida. Al nutrir desde el interior de manera eficaz, la piel estará mejor. El colágeno hidrolizado contribuye a esa nutrición y a la regeneración, ayudando a atenuar y disminuir la aparición de las arrugas. La piel es un solo órgano, por lo que actúa de modo uniforme. No obstante, los efectos más notables se registran en la cara, ya que es la zona donde más podemos observar los efectos del tiempo y la pérdida del colágeno.


¿El colágeno provoca que engordemos?

En el mercado encontramos muchas opciones. Si el suplemento es colágeno hidrolizado puro y se combina con otros ingredientes que no son rellenos, no engorda y puede estar dentro de cualquier dieta. Hay que tener cuidado con los productos que compramos, ya que muchos pueden tener maltodextrinas (polímeros de glucosa) que se usan como  azúcares, conservadores y diluyentes, los cuales sí engordan y pueden afectar tanto en cargas calóricas innecesarias como en la absorción del  colágeno. 

Durante el embarazo o en menores de edad, ¿se recomienda su consumo y por qué?

No es necesario consumirlo antes de los 25 años, pues nuestro organismo lo produce de manera natural. En embarazos o lactancia no hay restricción, aunque recomendamos la acreditación del doctor de cabecera.
 

¿Por qué es útil para los deportistas?

Ayuda a contrarrestar el desgaste muscular y articular. Puede, incluso, acelerar la recuperación, ya que va directo al músculo dañado durante el ejercicio, ayudando a reducir el dolor.
 

Sus beneficios principales

_  Contribuye, de manera eficaz, a la nutrición y regeneración de la piel, ayudando a disminuir, atenuar y retardar la aparición de las arrugas. Mejora la elasticidad.
_  Recupera la fuerza de uñas y cabello.
_  Previene y trata el dolor articular por el desgaste.  Ayuda al mantenimiento del cartílago, retrasando 
su deterioro y el de la articulación.
_ Coadyuva a reducir la pérdida de masa y la descalcificación ósea (osteoporosis). Contribuye al restablecimiento de la matriz del colágeno del hueso, permitiendo su posterior remineralización.
_ Funciona como ayuda alimentaria para prevenir y tratar la pérdida de masa muscular (osteopenia), pues contribuye al mantenimiento del colágeno muscular y, por  lo tanto, a la musculatura.

Leer también: 7 alimentos que tienen colágeno

Temas Relacionados
colágeno nutrición belleza
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes