Los niños que cultivan opio en Guerrero

Estados 12/07/2015 17:16 Actualizada 09:06

Rallar amapola parece muy fácil, un juego de niños. Lo hacen con un instrumento, similar a un destapador de madera, pero con dos navajas pequeñas y filosas

Este trabajo se traduce en millones de dólares para las grandes mafias, pero los que se dedican a ésto no ganan ni un cuarto del salario mínimo al día.

La parcela se siembra en invierno y tarda cuatro meses en rendir frutos. De la goma de opio sale la heroína, una droga muy cotizada a nivel mundial y según la Secretaría de Salud, de las más adictivas

Los pequeños saben que si prueban la leche antes de ser goma, se les duerme la lengua, pero desconocen que los adictos de heroína, llegan a sentir “subidones instantáneos”.

Algunas veces sacan de las plantas muertas la semilla, pero cuando no hay, la tienen que comprar a 500 pesos el kilo. Por el trabajo de cuatro meses -700 gramos de goma- cobran 2 mil pesos.

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan asegura que el gobierno en lugar de invertir en programas para evitar la siembra de plantíos ilegales, envía militares a la zona. No hay programas de atención social suficientes en ningún municipio de la Montaña. A esto le llaman “narcopobreza”.

Cifras del año pasado de la Evaluación de la Amenaza Nacional de Drogas de la DEA, destacan que en el país se produce 42% de la heroína que hay en EU; en México, Guerrero es el principal productor de la droga.

Temas Relacionados
niños CULTIVO AMAPOLAS