08 | ABR | 2020
David, ex novio de Ilse
Foto: Twitter @Fiscalia_Mor

“Por celos”, mata a su novia de 15 años en Morelos

04/09/2018
19:13
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca, Morelos
-A +A
El presunto feminicida guardó el cuerpo de Ilse, en posición fetal, en bolsas negras; la víctima tenía lesiones en los brazos, cara y cuello

Cuernavaca.- David “N”, de 20 años de edad, fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio cometido en contra de su novia, una adolescente de 15 años de edad, a quien mató "por celos" y  cuyo cuerpo fue localizado en bolsas de plástico negras, alojadas en un domicilio de esta ciudad.

El presunto feminicida colocó el cuerpo en posición fetal en las bolsas y, de acuerdo con reportes preliminares del Servicio Médico Forense, la víctima tenía lesiones en los brazos, cara y cuello. Ilse, como se llamaba la adolescente, fue estrangulada con las manos.

Elementos de la Policía de Investigación Criminal (PIC) ingresaron al domicilio del tío del presunto homicida con una orden de cateo y ahí hallaron otra bolsa negra con ropa de hombre y manchas que parecían ser de sangre.

En las investigaciones iniciales, la PIC interrogó David y detectaron inconsistencias en sus respuestas, por lo que fue detenido y posteriormente presentado ante un juez como presunto responsable del feminicidio.

La Fiscalía pidió un plazo de tres meses para el cierre de las indagatorias en tanto el imputado permanecerá en prisión preventiva.

Las pruebas presentadas ante el Juez de Control por la fiscal contra Feminicidios, Fabiola García Betanzos, se apoyaron en los testimonios de cuatro personas; la madre y hermana de la víctima, un tío del imputado y un vecino del lugar.

Los familiares de la adolescente atestiguaron que desde hace un año la víctima sostenía una relación con el joven, con quien se fue a vivir a un domicilio ubicado sobre la calle Ricardo Linares, en el centro de Cuernavaca.

Sin embargo, la relación se tornó agresiva, tanto física como verbalmente, por lo que la joven regresó a vivir a la casa de su padre, donde David también se instaló. Fue entonces cuando la familia atestiguó las agresiones verbales.

La hermana de la víctima declaró que el pasado 21 de julio encontró a Ilse en su casa golpeada en la cabeza y refirió que David, el novio, la aventó contra el portón, ocasionándole heridas, además de acusarla de infidelidades y amenazarla de muerte. Las jóvenes acudieron al hospital pero la víctima no quiso proceder legalmente contra su pareja.

Un nuevo enfrentamiento entre la pareja se registró el pasado 22 de agosto, motivado por supuestos mensajes de texto que David encontró en el teléfono móvil de la joven. Tras esto, el presunto feminicida se tornó agresivo, por lo que la chica llamó a la policía pero antes de que llegaran el agresor se marchó y se llevó el teléfono móvil de la adolescente.

Dos días después, el sujeto regresó a la casa de la joven para pedirle que retomaran su relación, a lo que ella se negó. Al día siguiente, David se presentó de nueva cuenta en la casa de Ilse con el pretexto de llevarla a una fiesta familiar, lo que ocasionó molestia de la madre de la joven y su oposición a que su hija saliera con David, pero finalmente la joven se fue con su pareja. Esa fue la última vez que la vieron con vida.

La pareja no llegó a casa esa noche, Ilse no contestó el celular y David respondió el teléfono hasta el día siguiente. El relato que hizo fue que la víctima se excedió en el consumo de alcohol por lo que pasaron la noche en casa de su padre y por la mañana se trasladaron hasta el domicilio en el centro de Cuernavaca.

La hermana de la joven recibió dos mensajes vía Facebook esa mañana; “Hola gorda, soy Ilse” y uno más que sólo decía “gorda”.

La familia acudió al domicilio del presunto agresor y tras insistir varios minutos lograron ingresar. Ahí, la madre de la joven vio un teléfono celular idéntico al de su hija, pero David aseguró era propiedad de su mamá. Indicaron también que la casa estaba en desorden, con signos evidentes de una pelea.

Mientras esperaba a sus padres, la hermana menor preguntó por el paradero de su hermana a los vecinos y en los pocos negocios abiertos; le dijeron que la joven fue vista cuando llegó con David pero no la vieron salir.

Los familiares se fueron del lugar sin tener información del paradero de Ilse y tras varias horas de búsqueda acudieron a la Fiscalía a presentar la denuncia por desaparición.

Con los testimonios y el historial de violencia, los agentes lograron una orden de cateo y al llegar al domicilio referido se encontraron con Jesús, tío de David, quien afirmó que ese era el domicilio tanto del joven como de él y de su hermana, madre del presunto feminicida.

En uno de los cuartos localizaron el teléfono celular del cual no se evidenció al momento que fuera propiedad de la desaparecida. Al seguir con la inspección, se encontraron con huellas de sangre y bolsas plásticas color negro, en las cuales hallaron el cuerpo, en posición fetal. 

La semana pasada fue decretada como legal la detención de David y este martes fue vinculado a proceso, cuyas acusaciones en ningún momento desvirtuó la defensa.

David sólo expuso que al interior del Penal de Atlacholoaya, donde permanecerá en detención preventiva hasta el cierre de las indagatorias, recibió amenazas de muerte, por lo que el juez giró un oficio al responsable del lugar para que investigue sobre el hecho.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios