24 | AGO | 2019
Muere su esposa y su vida da un giro: deja trabajo para cuidar a su hija
Domingo es un joven tranquilo, todos en el pueblo lo conocen y lamentan la muerte de su esposa Socorro Nicolás Morales. SALVADOR CISNEROS

Muere su esposa y su vida da un giro: deja trabajo para cuidar a su hija

16/06/2019
02:26
Salvador Cisneros Silva
-A +A
Domingo, un indígena nahua, enviudó cuando su niña tenía 7 meses; para cuidarla se volvió polifacético: lo mismo teje una trenza, que labra la tierra. Quiere que Mitzuri sea maestra como su madre

Tlapa, Guerrero

San Pedro Petlacala es una pequeña comunidad de Tlapa, en La Montaña de Guerrero, donde la población no rebasa los 500 habitantes. En este pequeño poblado, sólo hay un padre, quien también hace las labores de madre: Domingo García.

Hace cinco años, Domingo se quedó viudo y al cuidado de Mitzuri, una bebé de siete meses. Su esposa murió de leucemia. Corto de palabras, platica que todo fue muy rápido, la llegada de su pequeña y la enfermedad de su esposa.
papa_soltero_100520254.jpg
El joven dice que luchará para ofrecerle a Mitzuri lo más que pueda, principalmente en lo referente a sus estudios.
 

Poco o nada sabía de bañar un bebé, darle de comer, cuidarla cuando se enfermaba, pero sabía que su vida [la de la niña] sería triste por la ausencia de su madre y por eso decidí quedarme a su lado el mayor tiempo posible”, comenta el hombre de piel tostada.

Él es un indígena nahua de 31 años, es ingeniero en Computación y, antes de que su esposa falleciera, trabajaba en la cabecera municipal de Tlapa. Al quedarse a cargo Mitzuri, se estableció en su comunidad.

Domingo arregla computadoras y abrió un pequeño ciber con apenas dos monitores. Invirtió los ahorros de su vida para instalar una antena repartidora y jalar internet desde Tlapa a su pueblo; así ofrece el servicio de internet inalámbrico por medio de fichas.
papa_soltero_100520248.jpg
Aprendió a hacerle varios peinados; le gusta traerla limpia y, por qué no, también dedicarle tiempo para jugar.
 

Para completar el gasto, Domingo también se emplea en el campo con sus conocidos y familiares ganando 120 pesos por sembrar, barbechar, pizcar o limpiar; ya sea en el ciber o en el campo, siempre anda con Mitzuri. Sabe peinarla, le prepara su comida y la ayuda con sus tareas. Asegura que luchará para ofrecerle a su hija lo más que pueda, principalmente sus estudios, aunque Mitzuri aún no sabe qué quiere estudiar, él espera que sea profesora como lo fue su madre.

papa_soltero_100520098.jpg
Domingo también se emplea en el campo ganando 120 pesos al día. La jornada dura hasta 10 horas, a veces siembra, barbecha o pizca.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios