25 | FEB | 2020

La ONU pide resolver corte de agua a la casa del migrante de Saltillo por adeudo

08/01/2020
19:41
Hilda Fernández / Corresponsal
Coahuila
-A +A
Aunque ya reconectaron el servicio de agua en el refugio, ambos organismos intercedieron para que puedan resolver el problema que afecta a cientos de inmigrantes

Saltillo, Coahuila.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) salieron de defensa de la “Casa del Migrante” de Saltillo, a la que le “cortaron” el agua por un adeudo de casi medio millón de pesos.

Aunque ya les reanudaron en forma parcial el suministro del vital líquido, ambos organismos interceden para que la empresa paramunicipal “Aguas de Saltillo” (AGSAL) y el refugio resuelvan el problema que afecta directamente a cientos de inmigrantes.

Las personas que ayudan en su mayoría son centroamericanos, aunque también reciben a gente de otros países que se hospedan, comen y se bañan, en el lugar sin pagar alquiler.

También lee: Cortan agua a casa del migrante de Saltillo; no tienen dinero para pagar

Preocupados por la falta del vital líquido al albergue en la CDHEC que preside Hugo Morales Valdés, reconocieron plenamente la insustituible labor que realizan organismos y personas defensoras de los derechos humanos

Como la Casa del Migrante de Saltillo, institución que representa una invaluable alternativa de atención, refugio, protección, apoyo y solidaridad para todas aquellas personas que transitan por territorio coahuilense.

Por lo que, apuntó en un comunicado de prensa, la Casa del Migrante, sus colaboradores, voluntarios, amigos y usuarios aportan a la salvaguarda de los derechos humanos en Coahuila, la CDHEC se comprometió a ejercer las facultades que la Ley le otorga a este organismo local con la finalidad de proteger a los grupos vulnerables que representan.

Además ofreció que definirá con claridad el concepto de actividad humanitaria para los efectos de establecer normas que protejan el derecho al agua a la población migrante.

“Esta Comisión confía en que la suma de voluntades y la acción desinteresada de distintos sectores de la sociedad y órdenes de Gobierno dé como resultado un esquema de protección para la noble y necesaria labor que desempeña la Casa del Migrante”, remarcó el organismo.

También la Organización de Naciones Unidas y Derechos Humanos (ONU-DH) manifestó su preocupación por esta noticia, aseguró Alberto Xicoténcatl Carrasco, director de la Casa del Migrante, ubicada en la colonia Landín.

Dijo que en este sentido el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales, --DESC de la ONU--, en su observación general, No. 15 sobre el Derecho al Agua estableció:

“En ninguna circunstancia deberá privarse a una persona del mínimo indispensable de agua”.

Luego de enterarse que el 28 de diciembre pasado “Aguas de Saltillo” (AGSAL) inmovilizó el medidor y dejó sin agua al albergue de migrantes de la Iglesia Católica, posteó través su portal de Facebook:

Ante la preocupante noticia acerca del corte del suministro de agua la ONU-DH recuerda que Leo Heller, Relator Especial de la ONU sobre los Derechos Humanos al Agua Potable y al Saneamiento, luego de su visita a México sostuvo en su informe de misión que:

“La desconexión del servicio por incapacidad económica es una medida regresiva y una violación del derecho humano al agua y el saneamiento”.

Señaló además que la legislación nacional revisada sobre los servicios de agua y saneamiento debe incluir una disposición que prohíba claramente la desconexión de los usuarios que no tienen capacidad económica para pagar las facturas correspondientes a esos servicios.

Además, de que no se puede dejar a nadie sin el mínimo indispensable de agua, apunta, no se debe olvidar que México ha asumido los compromisos de la Agenda 2030 que destina su objetivo de Desarrollo Sostenible No.6 al agua limpia y el saneamiento.

El agua libre de impurezas y accesible para todos es parte esencial del mundo en que queremos vivir, subraya.

La deuda

La suspensión del servicio, obedeció a que deben casi medio millón de pesos, correspondiente a más de 4 años (50 meses al menos) de no pagar los recibos.

Cayeron en morosidad porque no cuentan con dinero suficiente para cubrir todos los gastos del albergue que superan los dos y medio millones de pesos anuales.

AGSAL confía en llegar a un acuerdo

Jordi Bosch, gerente de AGSAL, compañía paramunicipal con capital de empresarios de España, informó  que les reanudaron el servicio parcialmente.

En promedio son nueve mil 500 litros de agua diarios los que consumen en estos momentos.

Declaró a “EL UNIVERSAL” que están en la mejor disposición de llegar a un acuerdo, por eso que este jueves por la tarde se reunirán con Alberto Xicoténcatl Carrasco.

Bosch confió en que podrán acordar el pago de la deuda en un plazo razonable de modo que se pongan al corriente y ver la manera que no se vuelvan a atrasar, para que no ocurra lo mismo.

vare

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios