19 | OCT | 2019
Sobre el exagente de seguridad de 44 años de edad, existen dos órdenes de aprehensión
Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL

Colectivo recuerda asesinato de Dayana Esmeralda “N” y exige justicia

17/08/2019
13:04
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Sinaloa
-A +A
En el marco de la jornada nacional contra la violencia hacia mujeres, en la que activistas de género y feministas se manifestaron en la Fiscalía General del estado, evocaron el caso de la menor y de Jovana Sarahia, de 16 años; el presunto homicida sigue prófugo

Culiacán, Sin.- El caso de la niña Dayana Esmeralda “N”, de cinco años de edad que fue secuestrada y asesinada, en la sindicatura de San Pedro, Navolato, en junio del 2017, por un policía municipal que había sido galardonado, fue revivido por el colectivo "No te metas con mis hijas", en virtud que el presunto homicida sigue prófugo de la justicia.
     
Su homicidio se vio vinculado, meses más tarde, a la desaparición de la estudiante de bachillerato, Jovana Sarhaí “N”, de 16 años, cuyo cuerpo fue descubierto en el mes de octubre del mismo año; las investigaciones dejaron al descubierto que el mismo agente de la policía de Navolato, Miguel Eduardo, la privó de la vida.
      
En el marco de la jornada nacional contra la violencia hacia las mujeres, en la que activistas de género, feministas y distintos colectivos se manifestaron en la Fiscalía General del Estado, sus casos fueron evocados y plasmados en cartulinas, en demanda de justicia.
     
Priscila Rebeca Salas Espinoza, del colectivo "No te metas con nuestras hijas”, recordó que el caso de la niña Dayana Esmeralda “N”, de cinco años, desaparecida el día 6 de junio de 2017, en la colonia los Aguacates, sindicatura de San Pedro, Navolato, motivó un movimiento social de búsqueda, dentro y fuera del estado.
     
La pequeña, que ese día no asistió a clases, tomó dinero de la mesa y salió a una tienda cercana  a su casa para comprar dulces, en su trayecto de regreso, un hombre la tomó de los hombros y la subió a una vieja camioneta y desapareció con ella.
     
Salas Espinoza expuso que en el mes de octubre del 2017, sus restos óseos, que, a juicio de la autoridad judicial, fueron colocados intencionalmente en el campo agrícola Las Mulas, en la misma sindicatura de San Pedro, Navolato.
    
Los estudios de genética forense practicados a sus restos validaron su identidad y se logró establecer la identidad del presunto feminicida, el policía activo de Navolato, que en años anteriores había sido galardonado, Burgos Varela, quien desapareció antes de ser detenido.
     
Sobre el exagente de seguridad de 44 años de edad, existen dos órdenes de aprehensión relacionadas con los asesinatos de Dayana Esmeralda y de la estudiante de Bachillerato, de Navolato, Jovana Sarhaí “N”, de 16 años de edad.
       
Durante la manifestación feminista se evocó el caso de Jovana Sarahia, reportada por su familia como desparecida el 3 de octubre del 2017, cuando se dirigía a su hogar, en la colonia 5 de Febrero, en Navolato,
       
Su cuerpo fue descubierto, nueve días después en un canal hidráulico, en la comunidad de la Michoacana, en el mismo municipio; los peritajes establecieron que fue víctima de un ataque sexual antes de ser privada de la vida de forma violenta.
   
Las investigaciones sobre el caso de la estudiante de bachillerato, de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Jovana Sarhaí “N”, de 16 años, revelaron que el presunto autor de su homicidio fue el mismo expolicía, Miguel Eduardo Burgos Varela, quien se encuentra prófugo.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios